7 rutinas simples para acelerar tu metabolismo por las mañanas

7 rutinas simples para acelerar tu metabolismo por las mañanas

7 rutinas simples para acelerar tu metabolismo por las mañanas


Nuestro metabolismo es como un motor interno perfecto y preciso. Gracias a él, nuestro cuerpo transforma la energía que obtiene de los alimentos en ese combustible con el que llevar a cabo sus funciones básicas.

Todos tenemos en mente la clásica idea de que un buen metabolismo nos ayuda a “quemar grasas”. Sin embargo, es mucho más que todo esto: es el reflejo de ese equilibrio interno con el que las células reciben energía, y es esa “chispa” que da fuerza a cada proceso que, al fin y al cabo, media en nuestro bienestar.

Un buen metabolismo es sinónimo de salud. Un metabolismo lento se traduce en cansancio, en aumento de peso, en alergias, problemas de piel, insomnio…

Todo ello nos debe obligar a concienciarnos de que no debemos obsesionarnos solo con “acelerar el metabolismo para poder perder peso”: debemos tener un buen metabolismo para disfrutar de un adecuado bienestar.

Un modo de lograrlo es siguiendo alguno de los consejos que ahora te recomendamos: son ideales para llevarlos a cabo por las mañanas.

1. Bebe agua tibia con jugo de limón

Nada más despertarnos y después de ir al baño, nuestro cuerpo necesita algo depurativo, algo vitamínico, ligero y saludable.

Tomar en ayunas un vaso de agua tibia con limón nos sentará maravillosamente bien: pondrá en marcha nuestro metabolismo, preparará nuestro estómago para unas buenas digestiones y limpiará nuestro organismo para absorber de forma correcta los alimentos.

Es recomendable que el agua esté tibia: de ese modo aumentamos la tasa metabólica.
Si el sabor ácido del limón te incomoda, no dudes en añadir a esta bebida una cucharadita de miel orgánica.

2. Levanta pesas durante 10 minutos

Ejercicios con pesas para principiantes
Diez minutos los tenemos todos y, aunque te parezca poco tiempo, el simple hecho de dedicarlos diariamente a este ejercicio se traduce siempre en una mejor tonicidad, firmeza y, ante todo, en un metabolismo más activo.

El ejercicio muscular es un modo de elevar nuestra tasa metabólica, y uno de los mejores momentos para lograrlo son las primeras horas del día.
Introduce este ejercicio en tu ritual de las mañanas: los beneficios son muy positivos y no solo tu organismo te lo agradecerá, sino que tus brazos lucirán estupendos.

3. Sí a los huevos por las mañanas

Los huevos son uno de los mejores alimentos para ayudarnos a poner en marcha nuestro metabolismo.

Si los consumimos con moderación y combinados de forma saludable con otros alimentos, son fabulosos, saciantes, nutritivos e incluso nos ayudarán a perder peso.

Las grasas del huevo son saludables y no harán que se eleve nuestro colesterol, puesto que los ácidos grasos omega 3 y omega 9 son esenciales para nuestra salud cardiovascular.

4. Las manzanas y las peras

Las manzanas y las peras de cultivo orgánico son un regalo para nuestra salud y nuestro bienestar.

Aceleran el metabolismo, regulan nuestro colesterol, son saciantes y, además, nos ayudan a perder esa grasa más resistente almacenada en nuestro cuerpo.

Es importante que combines este tipo de frutas con otros alimentos nutritivos en tu desayuno. Puedes añadirlas a un bol de avena o preparar una macedonia con nueces, pasas, miel…

5. Sí a una taza de café

Todos sabemos que hay mucha información tanto a favor como en contra del consumo del café.

Sin embargo, cada uno de nosotros sabemos también cómo nos sienta.

Así pues, si somos prudentes y no lo consumimos en exceso, una “tacita mañanera de café” nunca nos hará daño, es más, será fabulosa para poner en marcha nuestro metabolismo.

Además, no podemos olvidar que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina.

Esta hormona media en la descomposición de las células grasas, con lo cual, nos servirá de ayuda, siempre y cuando nuestra dieta sea variada y equilibrada.

6. El pomelo, maravilloso para acelerar el metabolismo

Si nos tomamos cada día un buen vaso de jugo de pomelo natural conseguiremos un aporte increíble de vitamina C.

Además, esta fruta es una maravillosa fuente de fibra, ácido fólico y sobre todo de tiamina.

La tiamina es muy importante para el metabolismo de la glucosa, lo cual hace del pomelo una fruta perfecta en las dietas con fines de pérdida de peso.

Por otro lado, cabe señalar que las personas que padezcan obesidad verán en esta fruta su mejor ayuda cotidiana: previene la diabetes, combate la grasa resistente y favorece las digestiones.

7. El agua: un gran estimulante metabólico

Beber agua antes de la comidas metabolismo

Nuestro gasto metabólico aumenta en cuanto llevamos bebidos unos dos vasos de agua (300-400 ml).

Es entonces cuando nuestro organismo se armoniza, cuando los riñones depuran mucho mejor y cuando empezamos a oxidar las grasas y degradar los hidratos de carbono.

No se trata, ni mucho menos, de beber dos vasos de agua en nuestro desayuno.

En realidad basta con que nada más levantarnos nos preparemos una botella de agua de litro y medio que llevaremos en nuestro bolso.

Debemos mentalizarnos de que beber agua a pequeños sorbos durante todo el día es un modo perfecto de mantener el metabolismo activo. Una rutina sencilla que mediará en tu bienestar.

Fuente: Mejorconsalud

No te pierdas nuestra sección de vídeos, Viviendo Oaxaca

Related posts