GobOax Head

Aclara PGJE un centenar de casos de personas desaparecidas

Presenta la corporación avances del homicidio de Israel Antonio López; un arraigado y otros cómplices identificados 

Avanzan indagatorias en torno al asesinato de Jyri Jaakola y Beatriz Cariño; se investigan amenazas contra Francisco Toledo

Oaxaca de Juárez, 23 de abril de 2012.-  Al dar a conocer el arraigo del presunto homicida del profesor  Israel Antonio López, de 78 años de edad, desaparecido el 11 de enero pasado, el Procurador General de Justicia del Estado (PGJE), Manuel de Jesús López López, informó que de enero a la fecha, se ha aclarado el paradero de al menos un centenar  de las 121 personas reportadas como no localizadas.

            Estos resultados se han logrado gracias a la creación del Departamento de Atención a Personas No Localizadas, dependiente de la PGJE, que cuenta con todos los elementos suficientes para el seguimiento de este tipo de casos, como es el caso de la joven Giovanna Martínez Soto,  desaparecida en el estado de Morelos hace casi un año y que apareció con vida en la región de los Mixes.

El funcionario estatal precisó que una de los compromisos del Estado Mexicano, y por ende del Gobierno de  Oaxaca, es dar respuesta a la sociedad ante este tipo de casos y brindar todas las garantías de investigación y castigo a los responsables para que no exista impunidad.

En conferencia de prensa, el Procurador explicó que como resultado de las pesquisas de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), el día viernes 20 de abril, fue asegurado Merari Méndez Hernández, presunto responsable de la muerte de Israel Antonio, quien al ser interrogado aceptó haber participado en hechos relacionados con la desaparición y posterior asesinato de la víctima, acompañado de otra persona y una mujer que tenía una relación extramarital con el fallecido.

Por otro lado, y respecto al caso de Jyri Antero Jaakkola y Beatriz Cariño, quienes fallecieron hace dos años en un atentado a balazos cuando participaban en una caravana hacia San Juan Copala, indicó que la investigación desde un inicio fue atraída por la Procuraduría General de la República.

Fue hasta finales del año pasado cuando la investigación fue enviada a la Procuraduría Estatal y retomada en estos seis meses de investigación, por lo que existen avances significativos con la ubicación de probables responsables, cuya aprehensión se solicitará en su momento, indicó el funcionario.

Respecto de las amenazas de muerte recibidas por el pintor Francisco Toledo, por supuestos grupos de la delincuencia organizada, informó que se realizan las investigaciones del caso, además  de que la Procuraduría General de la República (PGR), atrajo el expediente y ofreció protección al artista oaxaqueño.

EL ARRAIGADO EXPLICA LA FORMA EN QUE COMETIERON CRIMEN DEL PROFESOR JUBILADO

Respecto al esclarecimiento del homicidio del profesor Israel Antonio López, el Procurador reveló que al presunto homicida se le detuvo cuando conducía la camioneta marca Jeep, Gran Cherokee, tipo Laredo, color negra, modelo 2005, con placas de circulación 156 XPF del Distrito Federal, misma que le habían robado a la víctima.

Éste al ser interrogado cayó en diversas contradicciones, por lo que se estableció que Israel Antonio López fue al domicilio de la persona con quien sostenía una relación extramarital y estando en el interior fue sometido por Merari Méndez Hernández y otra persona del sexo masculino, amarrándolo para despojarlo de sus tarjetas bancarias; enseguida fue privado de su vida el mismo día 11 de enero.

Posteriormente, el cadáver lo colocaron en una bolsa y lo enterraron en el paraje el “Guayabito” de la colonia Guayabal de San Pedro Ixtlahuaca, a unos 15 kilómetros de esta capital, donde fueron hallados los restos el sábado 21 de abril, amarrado de las manos y pies; con la participación de peritos en criminalística de campo, planimetría, médico legista, químico y dactiloscopía forense, se llevó a cabo el levantamiento del cadáver.

El procurador dijo que el arraigado trató de vender en varias ocasiones la camioneta de la víctima, modificando sus características y sobreponiendo las placas por una del Estado de Oaxaca (con número TKD 3643), las cuales corresponden a un modelo Explorer. Sin embargo, al revisar detalladamente la unidad, los agentes se percataron de dichas anomalías y que ésta correspondía a la que conducía el hoy occiso.

Manuel de Jesús López, comentó que con esas evidencias el presunto inculpado Merari Méndez Hernández, terminó aceptando los hechos y describió de manera detallada la forma en que planearon y llevaron a cabo el homicidio, así como la forma en que decidieron ocultar el cadáver para que no fueran descubiertos.

Comentó que con todos estos elementos de prueba, en los próximos días la PGJE, solicitará ordenes de aprehensión en contra de todos los implicados en estos hechos.

El cadáver del profesor fue trasladado al anfiteatro de la ciudad de Oaxaca, donde se le practicó la necropsia de ley por el médico forense, quien determinó que la causa de la muerte fue por asfixia por obstrucción de orificios respiratorios, estableciendo que el tiempo de fallecimiento era de entre tres y cuatro meses.

Cabe recordar que el día 11 de enero pasado, aproximadamente a las 11:06 horas, Israel Antonio López, salió de su domicilio ubicado en la primera privada de Primero de Mayo 106, en San Agustín de las Juntas, a bordo de su unidad de motor, y dos días después sus familiares reportaron a las autoridades su desaparición.

footer

Related posts