Adelgazar, en especial con cirugía, reduce el riesgo de insuficiencia cardíaca

Adelgazar, en especial con cirugía, reduce el riesgo de insuficiencia cardíaca

Adelgazar, en especial con cirugía, reduce el riesgo de insuficiencia cardíaca

La cirugía para adelgazar reduce a la mitad el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca con respecto del cambio de hábitos solamente, de acuerdo con un nuevo estudio.

“Nos sorprendió la gran diferencia en la incidencia de la insuficiencia cardíaca entre dos grupos de pacientes”, dijo el autor principal, doctor Johan Sundstrom, de la Universidad de Uppsala, Suecia.

Su equipo también observó que la pérdida de 10 kilos con cualquier estrategia disminuía un 23 por ciento el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.

Los autores analizaron información de 25.805 personas con obesidad tratadas con un bypass gástrico, una cirugía que reduce el tamaño del estómago, y de 13.701 pacientes a dieta con restricción calórica.

Luego de controlar a la mitad de los pacientes durante cuatro años o más, aquellos con el bypass gástrico eran un 46 por ciento menos propensos a desarrollar insuficiencia cardíaca.

Los pacientes operados adelgazaron, en promedio, 18,8 kilos más después de un año que los pacientes tratados con dieta y ejercicio. A los dos años, la cirugía estaba asociada con 22,6 kilos menos de peso corporal que el cambio de hábitos.

“La obesidad aumentaría el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca a través de la batería de problemas que la acompañan, como la hipertensión, el aumento de lípidos en sangre, la diabetes y (los latidos rápidos irregulares)”, dijo Sundstrom.

“La cirugía bariátrica está asociada con una disminución de la incidencia de todos esos factores de riesgo”, agregó. Entre los casi 40.000 participantes, 29 a dieta y cambio de hábitos y 44 operados desarrollaron insuficiencia cardíaca. Dado que el grupo con bypass gástrico era mucho más grande, la tasa real se traduce en 4,1 casos por cada 10.000 personas por año con la cirugía y 7,6 casos por cada 10.000 por año con la modificación del estilo de vida, según publica el equipo en Circulation.

El estudio permite establecer una conexión entre el adelgazamiento y la disminución del riesgo de padecer insuficiencia cardíaca, según opinó la doctora Mary Norine Walsh, investigadora del Centro del Corazón St. Vincent, Indianápolis, Indiana, y presidente electo del Colegio Estadounidense de Cardiología

Reuters

No te pierdas nuestra nueva sección de vídeos, Viviendo Oaxaca

Related posts