GobOax Head

Ballena de aleta y gorila de montaña dejan estar en peligro crítico extinción

Ballena de aleta y gorila de montaña dejan estar en peligro crítico extinción

En el caso de la ballena de aleta la mejora de la situación se refleja en el hecho de que su población se ha duplicado desde los años setenta hasta alcanzar unos 100,000 ejemplares maduros.

Las ballenas de aleta y los gorilas de montaña han dejado de estar bajo amenaza crítica de extinción gracias a las acciones que se han tomado para su protección, informó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El primer mamífero ha pasado de estar en vías de extinción a la categoría de vulnerable, como resultado de las prohibiciones para su caza, de acuerdo a la última revisión de la Lista Roja de la organización conservacionista, que evalúa la situación de casi 97,000 especies en el mundo, de las cuales más de 26,840 están gravemente amenazadas.

En el caso de la ballena de aleta la mejora de la situación se refleja en el hecho de que su población se ha duplicado desde los años setenta hasta alcanzar unos 100,000 ejemplares maduros.

Mientras tanto, la Lista Roja también revela que la sobrepesca esta causando el declive de varias especies de peces en el mundo en desarrollo.

Por su parte, los gorilas de montaña siguen en vías de extinción, pero ya no de manera crítica, como lo estaba cuando se elaboró la Lista Roja anterior, lo que se ha logrado gracias a los esfuerzos de protección que se han realizado en las zonas fronterizas de los países en los que habita.

Ballena de aleta y gorila de montaña dejan estar en peligro crítico extinción

También ha influido positivamente que las comunidades locales que viven en lugares próximos a su hábitat hayan empezado a participar decididamente en actividades a favor de su conservación.

Hace diez años se estimaba que quedaban 680 gorilas de montaña, que se habrían incrementado a más de 1,000 en la actualidad.

Su hábitat se localiza en áreas protegidas que cubren un total de 792 kilómetros cuadrados en la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, zonas que están rodeadas de tierras dedicadas a la agricultura y que cada vez están más pobladas.

EFE

Related posts