Caldo de piedra

Caldo de piedra

Caldo de piedra

Oaxaca.- La historia del caldo de piedra es remota, no se sabe exactamente en qué tiempo se descubrió. Lo que sí sabemos es que es un platillo prehispánico, un platillo totalmente indígena, propio y creación de los antiguos chinantecos. Cabe destacar que la comunidad de San Felipe Usila, nunca fue conquistada en la totalidad como en otras partes de la republica mexicana, prueba de ello es que no existen obras coloniales en la región y además hasta la actualidad los indígenas conservan su lengua materna que es el chinanteco.

Ni se diga que el típico platillo caldo de piedra fue reservado celosamente por los nativos durante mucho tiempo, pues representa nuestra identidad étnica, cultural, tradicional e historia que es un símbolo de convivencia, unidad, respeto y paz entre los chinantecos y visitantes distinguido. Es por eso que su preparación es en forma colectiva, los hombres se dividen la tarea de pescar, seleccionar las piedras, buscar la leña y hacer la fogata para calentar las piedras al rojo vivo, mismas que a su momento se agregan a la sopa para llevar a cabo la cocción.

La llegada gradual de los españoles resultó en la extracción de varios recursos minerales que los chinantecos no los avaluaban. La gente local sabía que la comida era la verdadera fuente de la vida y es por eso que mantuvieron en secreto el caldo de piedra como su tesoro cultural y vital. Así que esta relevante tradición debe mantenerse así con su autenticidad.

El origen del caldo de piedra es totalmente chinanteco y prehispánico de la comunidad de San Felipe Usila. Así lo relatan los señores ancianos del pueblo. Cuentan que el caldo de piedra se descubre cuando los hombres ven la necesidad de cocinar sus alimentos, esto ocurre después del descubrimiento del maíz (la madre maíz y nosotros sus hijos).

Esto ocurrió hace aproximadamente 5000 años a.c., la frase que usan los ancianos del puebo es la siguiente “ Dios puso todo a nuestro alcance es cosa de explorarlo usando nuestra inteligencia que el mismo Dios nos dio” es decir todo ya estaba preparado o creado en la naturaleza, era cosa de los hombres descubrirlo y desarrollarlo. Como ha sucedido con todos los descubrimientos que ha hecho el hombre, que nada es espontaneo todo ya existe.

Los primitivos chinantecos estaban mucho en contacto con la naturaleza, con los cuatro elementos, descubrieron el fuego y atraves de mucho tiempo la misma naturaleza le reveló el secreto del caldo de piedra, debido a que estos hombres eran muy inquietos e inteligentes y la necesidad les obligó a ejecutarlo.

La pesca era una de las primeras maneras de alimentarse que desarrollaron los humanos, y esto se relaciona mucho con el caldo de piedra ya que San Felipe Usila es una comunidad con mucha agua. El río anteriormente abundaba una gran diversidad de peces y camarones, además cruzan arroyos, manantiales, y mucha vegetación a través del territorio. Los primitivos chinantecos procedieron con el paso del tiempo, labrar las piedras grandes que se encuentran en la orilla del rio, dándole forma como a una olla utilizando los utensilios como el diamante (que abundaba en la región antes de la conquista) para poder hacerlo.

Dichas piedras se encuentran en la orilla del río hasta la actualidad. La forma cóncava que le daban a las piedra es de 50 a 70 cm de diámetro, con una profundidad de 40 cm aproximadamente. Y en esas piedras con forma cóncava hacían el caldo de piedra, para un grupo de 20 personas, todos comían alrededor de la piedra conjuntamente, es por eso que para nosotros el caldo de piedra no es un platillo común, ya que tiene mucho significado que representa el amor hacia el projimo, la unidad y la forma de trabajo colectivo.

Con el paso del tiempo, conforme fue evolucionando el hombre los antiguos chinantecos inquietos continuaron explorando la naturaleza con el fin de experimentar otra forma de hacer el caldo de piedra, ya que les había funcionado bien en la primer etapa. Ahora se les ocurre hacer el caldo de piedra en la orilla del rio, sobre la arena de igual manera dándole la forma de olla, pero esta vez recurrieron con las hojas de pozole (parecidas a las hojas de plátano).

Entonces sobre la arena en forma de olla ponían varias capas de estas hojas para que el agua no se filtrara y les funcionó. Obviamente implementaron otras técnicas para que la piedra no tuviera contacto directo con las hojas y asi no se quemaran. Y de igual forma comían sentados alrededor del caldo un grupo de 15 a 20 personas incluyendo niños y mujeres.

Por último los chinantecos modernos, implemetaron otra forma de preparar el caldo de piedra, desde luego respetando la misma receta ( la tradicional), esta ves en un recipiente especial conocido como jícara, de igual forma en la orilla del rio. Esta ves la orden es individual cada quien lleva su jícara, pero sigue siendo un trabajo colectivo y de convivencia entre los seres más cercanos y visitantes distinguidos.

Después de esta breve reseña histórica podemos darnos cuenta el porqué las mujeres no pueden y no deben preparar este platillo. Caldo de piedra es símbolo y sustento del desarrollo del hombre chinanteco y los medios de vida específios al género masculino, inspirado en el medioambiente local para honrar a sus mujeres y mostrarles su devoción y agradecimiento.

Considero que los hombres primitivos eran muy inteligentes, ya que hasta la actualidad podemos apreciar las grandes obras que han hecho, un ejemplo de ello también están las pirámides que todo es construida con exactitud. De igual forma el caldo de piedra se cocina en un tiempo de 3 a 4 minutos al cien por ciento.

No te pierdas nuestra sección de vídeos, Viviendo Oaxaca

Related posts