GobOax Head

Cancún festeja 42 años de existencia

A través de internet, los cancunenses compartieron sus primeros recuerdos de la ciudad, los sueños cumplidos, lo que les significa y hasta las canciones que la nombran.

Cancún. 20 Abril 2012, (El Universal).- Cancún festeja hoy sus 42 años de existencia, con el reconocimiento oficial de ser el primer centro turístico planeado en México y Latinoamérica, así como el líder en la actividad turística en el país y en el Caribe.

Con diversas actividades, una misa efectuada la noche del jueves, un desayuno entre pioneros y la realización del “Desfile de la Identidad”, habitantes de la ciudad celebran el lugar que eligieron para vivir o en el que nacieron.

Los festejos fueron el marco para premiar a los “100 históricos”, personajes elegidos por la propia comunidad que han destacado en la construcción comunitaria, política, cultural, económica y social de este destino.

Entre las novedades, residentes que hacen uso de las redes sociales generaron el Hashtag (HT) #Cancun42 o #42añosdeCancún para festejar dentro del comunidad twittera.

El HT se colocó rápidamente como trending topic dentro del municipio de Benito Juárez, con cabecera en Cancún.

A través de la red, los cancunenses compartieron sus primeros recuerdos de la ciudad, los sueños cumplidos, lo que les significa y hasta las canciones que la nombran.

Tal fue el caso de canciones como “La Luna de Cancún”, interpretada por Lucía Méndez; “Corazón Romántico”, de Ariadnna o la famosa “Me está llamando Cancún”, autoría de Luis Felipe Castillo, quien posteriormente fundaría Radio Cultural Ayuntamiento, según el historiador de la ciudad, Francisco Verdayes, entrevistado por EL UNIVERSAL.

Con errores a cuestas, como el haber construido sobre las dunas de arena -lo que aumentó la vulnerabilidad de sus hoteles ante huracanes- y el haber violentado el Plan Maestro diseñado por el entonces Infratur (hoy el Fondo Nacional de Fomento al Turismo), este destino de sol y playa cuenta con la mayor oferta hotelera y además, la más renovada.

De acuerdo con el conteo más reciente, presentado en noviembre del 2011, la zona turística de Cancún cuenta con 29 mil habitaciones hoteleras y casi nueve mil condominales, lo que suma casi 40 mil llaves.

La cifra rebasa lo que legalmente ha debido autorizarse de acuerdo con los programas de Ordenamiento Ecológico Local (Poel) y el de Desarrollo Urbano (PDDU), vigentes, que marcan como tope, 30 mil 990 cuartos.

A nadie se le han fincado responsabilidades por ello, pero ambos instrumentos de política ambiental y planeación urbana, están sujetos a revisión, actualmente.

Si bien este centro vacacional presume su éxito, también sufre las carencias propias de un centro de población que es imán constante de migrantes de todas las latitudes de México.

La gente continúa llegando en busca de empleo, oportunidades y mejor calidad de vida.

Hoy suman poco más de 700 mil habitantes, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Historia (INEGI); pero las autoridades locales reconocen -por errores del instituto- que existen poco más de un millón de pobladores, lo que ejerce una fuerte presión en la demanda y dotación de servicios públicos, así como una carga sobre los recursos naturales, destruidos o amenazados ante el crecimiento de la mancha urbana.

Cancún, aquella “fantasía de banqueros” -como lo llamó el cronista de la ciudad, Fernando Martí Brito, en el libro de su autoría de igual nombre- fue impulsado en 1970 por el entonces presidente de la República, Luis Echeverría, con inversión del Banco de México, como parte de una estrategia económica para generar divisas, empleos y desarrollo regional, en zonas del país deprimidas y con pocas posibilidades de desarrollo en otros sectores productivos.

La zona hotelera se pensó para que el visitante siempre estuviera en contacto con el agua -de un lado de la isla, el mar, del otro, el esplendoroso Sistema Lagunar Nichupté- de acuerdo con declaraciones de Sigfrido Paz Paredes, otro de los principales pioneros de la ciudad.

Hoy, este rincón vacacional del sureste mexicano enfrenta nuevos retos, a decir del ex alcalde Rafal Lara Lara, ingeniero que tuvo a cargo la apertura del primer puente que enlazó la ciudad con la zona hotelera y quien llegó en 1970 para instalar el primer campamento de trabajadores que desarrollaron la zona centro.

Subraya, en coincidencia con Concepción Castro López, presidenta de la Asociación de Pioneros, que es prioritario mantener la seguridad que caracteriza a ésta, llamada la “joya de Quintana Roo”, paz que se ha visto trastocada con el avance del crimen organizado en sus diferentes modalidades: Tráfico de drogas, Trata de Personas y homicidios o ejecuciones entre grupos delincuenciales.

Related posts