GobOax Head

Cápsulas con restos de fetos humanos interceptadas en Corea del Sur procedentes de China

Sabado, 12 mayo 2012, (AFP).- Restos de fetos y bebés muertos troceados, secados y machacados en polvo. Por horrible que suene, ésos son los componentes de unas vitaminas que las aduanas de Corea del Sur han interceptado procedentes de China. Desde el pasado mes de agosto, cuando se detectaron los primeros casos, los agentes de fronteras surcoreanos han neutralizado 35 intentos por introducir de contrabando en su país 17.450 pastillas que contenían carne humana. Sus portadores, chinos de etnia coreana que viven en las regiones del noreste, sobre todo en la prefectura de Yanbian (provincia de Jilin), no fueron detenidos porque las cantidades de restos humanos eran muy pequeñas y alegaron que eran para consumo personal y no para venderlas al público.

Cierto o no, las autoridades de Corea del Sur han disparado la voz de alarma porque dichas cápsulas, que en teoría curarían enfermedades y hasta proporcionarían más potencia sexual, podrían contener bacterias y virus peligrosos para la salud. La noticia ha causado tal revuelo que el Ministerio de Salud chino se ha visto obligado a abrir una investigación para no dañar sus relaciones diplomáticas con Seúl. «Las autoridades han llevado a cabo análisis pero, hasta ahora, no han encontrado tales píldoras», aseguró el portavoz del Ministerio, Deng Haihua, al periódico «Shanghai Daily».

Lucrativo mercado negro

La ley china prohíbe a los hospitales y centros médicos vender los fetos, bebés muertos y las placentas, que deben incinerarse como si trataran de cualquier otro resto humano. Sin embargo, la corrupción reinante en el sistema sanitario chino ha generado un lucrativo mercado negro que se nutre de la avalancha de abortos que se practican en este país y hasta de los depósitos de cadáveres, sobre los que pesan numerosas denuncias por vender a las compañías de cosméticos el colágeno con el que fabrican sus cremas.

En marzo de 2010, aparecieron en el río Guanfgu (provincia oriental de Shandong) una veintena de cuerpos de bebés y fetos que habían sido tirados por dos celadores del Hospital Afiliado a la Universidad de Jining. Precisamente, Shandong es la provincia donde el disidente ciego Chen Guangcheng, que espera en un hospital de Pekín a exiliarse en Estados Unidos tras huir de su arresto domiciliario, denunció esterilizaciones masivas y abortos forzosos de miles de mujeres para cumplir la «política del hijo único».

En China, oscuras tradiciones atribuyen a los fetos humanos cualidades especiales para mejorar el riego sanguíneo, combatir las enfermedades y hasta potenciar la vitalidad sexual, pero los médicos temen que estas repugnantes vitaminas pueden provocar serias infecciones propagando virus y bacterias. Como algunas de las cápsulas han sido descubiertas en envíos por correo desde cuatro ciudades chinas y otras en los aeropuertos, escondidas en maletas, las aduanas de Corea del Sur van a reforzar la vigilancia para detener este peligroso contrabando.

footer

Related posts