GobOax Head

Claves para la prevención de cáncer

Claves para la prevención de cáncer

Más de 8 millones de personas pierden la vida. Y la Organización Mundial de la Salud espera un aumento del 70% en los casos de cáncer en las próximas 2 décadas.

El diagnóstico precoz es muy importante para comenzar un tratamiento y vencer el cáncer.

La buena noticia de lo que se sabe del cáncer es que, en muchas ocasiones, puede prevenirse, en base a buenos hábitos:

1. Los alimentos

Una dieta rica en frutas y verduras fortalece el sistema inmunitario, según CancerResearchUK.org, y ayuda a prevenir el daño en el ADN causado por la formación de sustancias químicas que causan cáncer.

Los que consumen más frutas y verduras tienen índices de mortalidad de hasta el 30% menos que los que consumen pocas. La dieta rica en vegetales protege contra tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, y diabetes entre otras.

> Mínimo: 5 raciones de fruta y verdura al día, incluyendo legumbres.
> Consumir productos de granos enteros (integral) en vez productos refinados.
> Minimizar el consumo de carne, sobretodo roja y procesada.
> Evitar bebidas azucaradas, comida procesada, o con alto contenido en sal.

Ahora bien, no todas las frutas y verduras son seguras para comer. Los pesticidas utilizados en alimentos cultivados comercialmente aumentan la exposición del cuerpo a productos químicos nocivos.

Entonces, lavarlos adecuadamente no es una garantía de que se eliminarán todos los productos químicos tóxicos.

La mejor estrategia es comprar frutas y verduras que se cultivan sin pesticidas nocivos, fertilizantes y modificaciones genéticas.

2. Sudar

El ejercicio regular reduce significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades. Según Cancer.org, el ejercicio de intensidad media reduce el riesgo de desarrollar cáncer: ayuda a las células a eliminar toxinas, desechos, metales pesados, virus y células muertas del sistema.

Para la excreción adecuada de los desechos corporales, es importante moverse. Los expertos en salud recomiendan un entrenamiento de intensidad media de 30 minutos por día, 5 veces por semana.

El ejercicio físico es un factor protector de algunos cánceres como el de colon. 30 minutos diarios, o 60 para los niños:

> Caminar media hora a paso rápido.
> Bajar unas paradas antes del subte o tren o colectivo y hacer el resto del trayecto a pie.
> Moverse en bicicleta.
> Practicar deportes como nadar, running, pádel o cualquier otro.

Y sobre todo, evitar estar sentado todo el rato.

3. Desintoxicarse

La mejor estrategia comienza con la limpieza del colon. Luego siguen el hígado, los riñones y la vesícula biliar.

Hay varios tipos de estrategias de prevención del cáncer a través de la desintoxicación que puede elegir, incluida la desintoxicación con alimentos integrales, jugos, agua o ayuno completo.

4 ideas para limpiar el colon:

> Zumo verde de aloe, pepino y manzana.
> Zumo de jengibre.
> Zumo de frutillas (con ananá y perejil).
> Zumo de limón.

4. No al tabaco

Si fumar da lugar a muchos cánceres y otras enfermedades, ¿por qué se sigue practicando un hábito tan perjudicial?
Es cierto que cuesta mucho salir porque la nicotina es más adictiva que la cocaína.

Pero hay que tomar más en serio las advertencias. Y es importante también evitar los lugares con humo: es peligroso para la salud.

5. No al alcohol

Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de varios cánceres, en especial de cabeza y cuello, esófago, hígado, mama y colon.

Lo mejor para el cáncer sería no beber en absoluto. De lo contrario, no más de 1 copa al día.

6. Evitar el exceso de peso

Es recomendable moderar la ingesta de calorías y eliminar los alimentos con muchas grasas, sobretodo de origen animal.
Y realizar ejercicio físico.

La mayoría de las personas necesitan mantener un Índice de Masa Corporal (IMC) por debajo de 25.

7. Protegerse del sol

Esto es muy importante, en especial en los primeros años de vida. Las quemaduras de niño se reflejarán en el cáncer de piel de adultos.

Crema solar y evitar las horas de máxima intensidad solar.

8. Vacunarse y vacunar

Es muy importante estar al día. Por ejemplo, la vacuna contra la hepatitis B, y la del papiloma (en niñas o mujeres), ya que ambas infecciones pueden provocar cáncer.

Estas vacunas tienen un alto perfil de seguridad.

La mayoría de los cánceres de próstata se detecta primero mediante la prueba sanguínea del antígeno prostático específico (prostate-specific antigen, PSA) o el tacto rectal (digital rectal exam, DRE.)

La mayoría de los cánceres de próstata se detecta primero mediante la prueba sanguínea del antígeno prostático específico (prostate-specific antigen, PSA) o el tacto rectal (digital rectal exam, DRE.)

9. Pruebas y chequeos

Elmer Huerta, presidente de la Sociedad Estadounidense de Cáncer, asegura que los chequeos anuales ayudan a prevenir y descubrir tipos de cáncer que no tienen síntomas durante su primera etapa.

Luego, hay otros tipos de cáncer que sí pueden hacerse pruebas de detección precoz. En determinados cánceres es crucial que se detecte cuanto antes mejor. Por ejemplo:

> Mamografía de los 50 a los 69 años para el cáncer de mama.
> Citología o prueba del VPH cada 3-5 años para el cáncer de cérvix.
> Prueba de sangre oculta en heces de los 50 a los 69 años para el cáncer de colon.
> Prueba sanguínea del antígeno prostático específico (prostate-specific antigen, PSA) o el tacto rectal.

Fuente: Derf

Related posts