GobOax Head

Cómo adelgazar y acelerar el metabolismo sin dietas

Cómo adelgazar y acelerar el metabolismo sin dietas

Puede que tu metabolismo esté relentizado y, aunque hagas ejercicio y comas poco, no adelgazas. ¿Quieres saber qué puedes hacer?

 

Para acelerar el metabolismo hay que empezar por conocer bien el significado y el alcance del concepto: metabolismo basal. Se trata de la energía necesaria, en calorías, que el cuerpo necesita para mantener sus funciones orgánicas vitales (respirar, hacer la digestión, pensar…) de manera natural. Conocerlo es fundamental para adaptar la alimentación y el deporte a las necesidades y objetivos personales.

¿Tengo un metabolismo lento?
Las ojeras, las bolsas permanentes en los ojos, la inflamación en las manos y en los pies y el sobrepeso son algunos de los síntomas que indican que el metabolismo está estancado, según la doctora María Concepción Vidales, autora de ‘Activa tu metabolismo para cambiar tu vida’.

Otros signos son estreñimiento, gases, ardores o dolor de abdomen. En la piel, los problemas de acné y manchas son otro indicador de metabolismo lento, así como las migrañas y las dificultades para conciliar el sueño.

Aunque es cierto que el metabolismo está codificado genéticamente, existen factores que influyen en él que podemos tener en cuenta para activarlo y que tienen que ver, sobre todo, con la alimentación y el ejercicio.

Los alimentos que aceleran el metabolismo
Los alimentos que ayudan a regular los hábitos y aportan sustancias que activan el metabolismo son la piña, el perejil, el agua de coco, el kéfir, la manzana granny smith, el pollo y el huevo, entre otros, si bien la elección del alimento más adecuado depende de si la causa de un metabolismo lento es de origen hormonal, digestivo o inflamatorio.

La hidratación también contribuye a acelerar el metabolismo, así como incluir en tu día a día el té verde y el zumo de limón.

Otros alimentos útiles son los llamados termogénicos y que al ingerirlos desencadenan una reacción de calor en el cuerpo y aumentan el metabolismo basal durante la digestión. Algunos de ellos tienen compuestos como la capsaicina, la efedrina o la cafeína que facilitan la descomposición de grasa y reducen los niveles de triglicéridos en sangre.

Descanso y regularidad
Los buenos hábitos alimenticios son fundamentales. Uno de los que más afecta en el metabolismo es tomar cada día un buen desayuno.

En el otro lado de la balanza se situarían todas aquellas cosas que ralentizan el metabolismo, como saltarse comidas, beber alcohol con frecuencia, eliminar todas las grasas (incluidas las saludables) y consumir a menudo productos “de dieta”.

El ejercicio, aliado para activar el metabolismo
Entrenar la fuerza, probar los ejercicios HIIT (High Intensity Interval Training), limitar el cardio de baja intensidad y larga duración y mantener una actividad física regular son algunas de las pautas de entrenamiento que pueden ayudar a acelerar el metabolismo y mejorar la quema de grasa.

Fuente: Mujer Hoy

footer

Related posts