GobOax Head

¿Cómo funcionan las impresiones en 3D?

¿Cómo funcionan las impresiones en 3D?

Las impresiones 3D amenazan con revolucionar los esquemas de producción actuales. Conoce sus procesos.

México, DF.- ¿Llegará el día en que todo lo que sea imaginable podrá imprimirse? Las impresiones 3D llevan algunos años desarrollándose a pasos agigantados al grado de que sus beneficios en diversos campos como la salud son ya palpables.

¿Pero de qué va todo eso de imprimir en 3D? Para los entendidos del diseño la idea remite inmediatamente a archivos CAD, y efectivamente, su origen parte de ahí.

Desde 1976, cuando surgió la impresora de tinta, se comenzó a trabajar en esta tecnología en las “cuarteles” del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). Un par de investigadores empezaron a desarrollar el invento y fue en 1984 cuando que apareció la estereolitografía: el prototipo de la impresora 3D.

La también llamada manufactura por adición funciona de la siguiente manera: la impresora va acumulando material capa tras capa hasta la creación final de un objeto previamente diseñado.

La primera parte sale de la imaginación: el diseño del objeto. Para ello tiene que crearse un archivo digital en base a planos tridimensionales.

Segundo: conseguir dónde imprimir. Actualmente existen algunas impresoras 3D pequeñas en venta, aunque su costo es muy alto. Con el paso del tiempo se presume se abaratarán los precios, pero por el momento existen compañías dispuestas a imprimir tu objeto. Para tal fin se utilizan diversos materiales, siendo los más usados el plástico y células vivas.

Cada capa que se adiciona mide unos 0.1 milímetros y la impresión de un objeto, aún cuando sea pequeño, puede llevar un día completo.

El modelo se realiza esparciendo una capa de polvo de modo horizontal. Las capas se construyen una por encima de otra hasta completar la pieza. La pieza, durante su creación, no necesita estructuras de soporte pues cada capa de polvo sirve como tal hasta que el producto sale de la cubeta donde se elabora.

En el mercado europeo la oferta de impresoras alcanza los mil euros y hay empresas que ya le ofrecen al usuario la posibilidad de diseñar sus modelos para personalizar objetos como los teléfonos celulares.

No hablamos de una tecnología en pañales. Ciertamente tiene mucho camino por recorrer, pero el principal obstáculo de quien desea ocupar las impresoras 3D es la falta de conocimiento para manejar el software para convertir sus diseños en archivos imprimibles.

Hoy día se ocupa esta tecnología para experimentar y habrá que ver hasta dónde puede llegar. De momento, para abaratar costos de producción se crean productos sencillos como esculturas o joyerías que no alcanzan las cifras a las que normalmente se venden.

La idea del 3D es democratizar el diseño y que las empresas fabriquen sin la necesidad de cadenas de montaje.

¿Hasta dónde llegará la impresión 3D? Eso nuestra imaginación lo decide.

Fuente: Azteca Noticias

Related posts