GobOax Head
GobOax Head

Cómo tratar las hemorroides internas y externas

Cómo tratar las hemorroides internas y externas

Puede que no las haya tenido, pero seguro que sí sabe que las hemorroides, coloquialmente conocidas como almorranas, pueden llegar a ser dolorosas y muy molestas.

 

Lo que sin embargo quizá desconozca es que son la consecuencia de que el conjunto de venas, arterias y fibras musculares que conforman el tejido hemorroidal (el que rodea el ano) se inflame. Pero no se asuste, este problema es muy frecuente, tiene solución y se puede prevenir.

Las causas de las hemorroides son múltiples, tal y como señala a CuídatePlus Laura Colao García, facultativa especialista de Área de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Torrejón, en Madrid. Las principales que destaca Colao son el estreñimiento (que agrava los síntomas), la diarrea, permanecer un tiempo prolongado en el inodoro, muchas horas de pie, el embarazo y los factores hereditarios.

“Es más frecuente en torno a los 45-65 años y es igual de común en hombres que en mujeres a excepción de la gestación, cuando aumenta la prevalencia en mujeres”, añade la especialista, quien señala que la mejor prevención es evitar los factores de riesgo o situaciones predisponentes del párrafo anterior.

Los síntomas que nos alertan de que las hemorroides han hecho acto de presencia son fáciles de identificar. Al dolor o las molestias que puede presentar en la zona anal, Colao indica que se pueden sumar o aparecer de manera individual sangrado a través del ano (lo puede percibir al limpiarse o ante un goteo en la taza del inodoro de sangre roja fresca), el manchado de la ropa interior con una secreción mucosa, sanguinolenta o incluso heces y la aparición de picor en la zona anal.

También es frecuente el prolapso o salida de las hemorroides a través del ano. “Inicialmente se reducen o reintroducen en el ano espontáneamente, pero con el tiempo se pueden quedar fuera permanentemente”, advierte la experta.

¿Qué tratamiento requieren las almorranas?

Tanto si las hemorroides son externas (las que surgen como consecuencia de la inflamación de la zona hemorroidal más externa, salen a través del ano y podemos tocar), como si son internas (las que son invisibles y generalmente provocan sangrado y dolor) se pueden tratar mediante medidas higiénico-dietéticas.

En caso de que no haya síntomas los expertos recomiendan no tratarlas. Según la gravedad de los síntomas, Colao recomienda las siguientes medidas:

Síntomas leves

  • Beber abundantes líquidos.
  • Realizar una dieta rica en fibra copiosa en frutas y verduras.
  • Obviar las bebidas alcohólicas y los alimentos picantes o muy especiados.
  • Reducir la ingesta de cafeína (café, té, refrescos de cola, etc.).
  • Eludir el abuso de medicación astringente: antiinflamatorios no esteroideos, más conocidos como AINEs (entre los que se encuentran el ibuprofeno y el naproxeno), ansiolíticos y antidepresivos.
  • Evitar largos ratos sentado en el inodoro.
  • Limpiar el área con toallitas anales con aloe-vera.

Síntomas moderados

A estas medidas se puede añadir en caso de que los síntomas sean moderados:

  • Uso de laxantes. “El objetivo es conseguir unas heces formadas, con consistencia de masilla, evitando así la realización de esfuerzos defecatorios”, apunta la especialista del Hospital Universitario de Torrejón.
  • Supositorios y pomadas: pueden ser útiles en casos agudos no complicados para lubricar, reducir el dolor, aliviar el picor, disminuir la inflamación, proteger la mucosa y favorecer la cicatrización. “Algunos pueden contener corticoides y provocar efectos secundarios, por lo que no deben usarse durante más de 5-7 días”, añade.
  • Baños de asiento con agua templada: recomendados en casos de crisis hemorroidales.
  • Medicación venotónica: reducen el edema disminuyendo el sangrado a través del ano (rectorragia) en estadios iniciales.

Colao especifica que si no hay mejoría con estas medidas higienico-dietéticas, hay otras opciones que incluyen:

En el caso de los casos leves:

  • Ligadura con banda elástica: se basa en la colocación de un pequeño anillo elástico justo por encima del grupo hemorroidal, dentro del ano, lo que genera una zona de fibrosis que impide el desplazamiento de la hemorroide hacia el exterior.

En los grados más severos el especialista puede optar por tratamiento quirúrgico:

  • Hemorroidectomía: consiste en la extirpación del tejido hemorroidal desde la piel hasta su base, bajo anestesia.
  • Hemorroidopexia: en estos casos se realiza la resecación mediante una grapadora endoanal especial por encima de la base de las hemorroides, desplazándose así las hemorroides hacia el interior del ano.

¿Y si es propenso y pasa muchas horas sentado?

En caso de que las hemorroides aparezcan cada determinado y tiempo y que además el trabajo, por ejemplo, le obligue a pasar muchas horas sentado la especialista recomienda “intentar caminar 5 minutos cada hora y realizar ejercicios de contracción del ano para estimular la circulación en la zona”.

Además, aconseja no llevar prendas ajustadas a nivel de zona pélvica-genital.

Cuidate Plus

Guia 2

Related posts