GobOax Head
GobOax Head

Con Peña Nieto, la CFE infló costo en seguros y pérdidas; gastó 4 mil mdp

Con Peña Nieto, la CFE infló costo en seguros y pérdidas; gastó 4 mil mdp

En la actual administración, el presupuesto para administración de pérdidas es de mil 200 mdp, un ahorro de 70% respecto al sexenio pasado, y ha contratado seguros por 169 mdp, explicó Manuel Bartlett, director de la Comisión.

 

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, la Comisión Federal de Electricidad infló el costo anual de los seguros contratados y el presupuesto designado a la administración de pérdidas, de acuerdo con un reporte interno del organismo, compartido a Crónica.

Estas corruptelas, las cuales involucraron tanto a funcionarios públicos como a directivos y ajustadores de diversas aseguradoras, significaron gastos hasta por 4 mil millones de pesos, denunció el actual director, Manuel Bartlett, en el apartado “Estrategias Específicas en Materia de Contrataciones”, el cual se incluyó dentro del Plan Anticorrupción de la dependencia.

La CFE cuenta con un Programa de Aseguramiento Integral (PAI) para la institución central y sus Empresas Productivas Subsidiarias (EPS) y Filiales, cuyo objetivo es asegurar todo su patrimonio o bienes sobre los cuales tiene interés asegurable y responsabilidad legal. Lo ha hecho a través de ocho pólizas distribuidas en cinco partidas por especialidad del riesgo.

“El PAI tiene un costo anual de 2 mil millones de pesos, que puede llegar a 4 mil millones por la administración de pérdidas, es decir, la parte de los riesgos que retiene con sus propios recursos la CFE”, ventiló Bartlett al referirse al estado en el cual encontró a la empresa.

En la actual administración, el presupuesto asignado para estas contrataciones ronda los mil 200 millones de pesos —de acuerdo con los precios máximos de contratación establecidos para los concursos—, un ahorro cercano al 70 por ciento en relación con el sexenio pasado.

En su diagnóstico, Bartlett habló sobre la urgencia de “determinar políticas para evitar pagos en especie que generan actos de corrupción entre el personal y las aseguradoras o sus ajustadores”.

Y alertó en torno a “corrupción en la colocación de pólizas” o de “sobornos que proveedores ofrecen por adjudicaciones directas con motivo de siniestros como los que se producen en la temporada de huracanes para atender las emergencias”.

La licitación del PAI, dijo, “deberá ser vigilada y transparente para evitar colusión con la aseguradoras”.

Hasta ahora, la CFE ha adjudicado contratos de seguros por alrededor de 169 millones de pesos, que involucran sólo a tres de las cinco partidas existentes: uno por “pólizas de daño físico y responsabilidad civil de la central Nucleoeléctrica de Laguna Verde”, asignada a la propuesta del consorcio formado por Mapfre, Seguros Inbursa, Grupo Financiero Inbursa, Grupo Nacional Provincial y Seguros ­Atlas, integrantes del llamado Pool Atómico Mexicano.

Otro por una “póliza de responsabilidad civil por daño no físico”, la cual se contrató con Grupo Mexicano de Seguros.

Y uno más por “pólizas relacionadas con el parque vehicular y maquinaria pesada móvil”, concedida a Qualitas Compañía de Seguros, la cual ofertó un porcentaje por concepto de gastos de administración de un fondo operado por la CFE.

Los tres contratos forman parte del concurso CFE-0001-CASAN-0004-2019, cuyos requisitos se difundieron a partir del 11 de abril pasado y la convocatoria publicada en el Diario Oficial de la Federación el 16 de abril. El fallo se dio a conocer el 6 de mayo y la vigencia va del 15 de mayo de 2019 al 15 de mayo de 2020.

Sin embargo, aún restan dos partidas por solventar: una póliza “para el área marítima y transportes de carga”, por un monto máximo de 13 millones 186 mil pesos; y la considerada “joya de la corona”: la vinculada con las “pólizas integral, de bienes y riesgos diversos”, etiquetada ahora con un precio máximo de contratación de alrededor de mil 147 millones de pesos, y por la cual se pagó en la era peñista una cifra cercana a los mil 850 millones de pesos. Ambas fueron incluidas en el concurso, pero se declararon desiertas porque las ofertas superaron el precio máximo de contratación.

“Las ofertas que presenten un importe superior, no serán susceptibles de adjudicarles el contrato; de acuerdo con la evaluación realizada, se determinó que el precio ofertado rebasa el precio máximo, por lo que no cumple económicamente y se rechaza”, argumentó la CFE en el acta del fallo.

El concurso para restituir las partidas declaradas desiertas aún está pendiente.

La única “mancha” en el proceso desarrollado por el actual gobierno es la elección de Transparencia Mexicana como testigo social (persona moral o física que participa en la contratación de bienes, servicios u obras organizados por el gobierno, con el objetivo de atestiguar y dar testimonio de lo ocurrido, así como formular recomendaciones sobre su legalidad y transparencia), organización que durante los últimos años ha avalado cientos de contratos ligados a corruptelas y desfalcos millonarios a las finanzas públicas.

Validó, por ejemplo, los “contratos leoninos” de gasoductos en perjuicio de la CFE y un proyecto de casi 39 millones de dólares a favor de la empresa Tecnologías EOS —con vigencia de 2016 a 2018— para supuestamente reducir las “pérdidas no técnicas” de la CFE por robos de particulares y del crimen organizado, el cual tuvo resultados nulos, conforme a lo publicado ayer por este diario.

LAS CINCO PARTIDAS DE SEGUROS ANUALES DE LA CFE

► Daño físico y responsabilidad civil en Laguna Verde: 135 millones 635 mil 64 pesos (ya asignada).

► Responsabilidad civil por daño no físico: 6 millones 488 mil 247 pesos (ya asignada).

► Protección al parque vehicular y maquinaria pesada móvil: 18 millones 540 mil 900 pesos (ya asignada).

► Protección marítima y transportes de carga: 13 millones 186 mil pesos (pendiente de asignar)*.

► Pólizas integral, de bienes y riesgos diversos: mil 147 millones de pesos (pendiente de asignar)*.

*Conforme a los precios máximos de contratación autorizados por la CFE.

LOS DATOS

PLAN DE GASTO EN SEGUROS PARA 2019: mil 200 millones de pesos al año.

GASTOS PARA LOS MISMOS SEGUROS EN EL SEXENIO DE EPN: 4 mil millones de pesos al año (2 mil millones de pesos mediante aseguradoras y 2 mil millones de pesos por administración de pérdidas).

La Cronica

Guia 2

Related posts