GobOax Head

Crean prótesis que puede ser controlada con la mente

Crean prótesis que puede ser controlada con la mente

(Notimex) México, DF. La clave es concentrarse y, si sabes hacerlo, puedes mover objetos con la mente, comentó Francisco Neri, al tiempo que observa fijamente una mano mecánica colocada frente a él; después de un minuto, ésta comienza a cerrar los dedos y el pulgar, hasta formar un puño.

A lo largo de un par de meses, el estudiante de Ingeniería ha entrenado para manejar esa prótesis mediante ondas cerebrales.

“Es tan fácil como desear ir hacia arriba o abajo, pero al mismo tiempo resulta muy complejo, porque emitir un pensamiento claro y distinguible requiere práctica”, precisó.

Agregó que “usualmente tenemos, a un mismo tiempo, muchas ideas corriendo por nuestra cabeza. Tomar una sola y limpiarla de toda interferencia no es algo que se logre de la noche a la mañana”.

Este es el tipo de trabajo que se desarrolla en el cubículo de Hernando Ortega, técnico académico del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), encargado de administrar equipos de cómputo.

Entre sus paréntesis laborales se ha dado el tiempo para construir, entre otras cosas, maniquíes robóticos que modelan ropa cual top-models, o un sistema capaz de alertar 30 segundos después de que alguien se ha robado una computadora de la oficina.

“He podido proponer muchas cosas desde aquí y he recibido mucho apoyo por parte del IIMAS, porque en realidad soy el encargado de Sistemas en el Departamento de Probabilidad y Estadística, pero mis intereses van mucho más allá de dar mantenimiento a las redes o actualizar antivirus.

Actualmente el ingeniero en computación asesora a Neri, quien recién terminó la carrera. Juntos ya habían armado una extremidad mecánica que trabajaba con un lector de movimiento.

Sólo bastaba ponerse frente a una cámara y desplazarse para que la mano hiciera una serie de ademanes, pero de eso a manejarla mediante pensamientos, aún había un gran trecho, indicó Neri en un comunicado de la UNAM.

“Al principio fue muy difícil, pero poco a poco el programa comenzó a reconocer la frecuencia mental que empleaba cada vez que quería que el cubo fuera en tal o cual dirección. Después de algunos meses, ya era capaz de hacer que se desplazara hacia arriba, abajo y a la derecha, a la izquierda aún me cuesta trabajo”, puntualizó.

footer

Related posts