GobOax Head

¿Cuántas copas de vino al día son saludables?

¿Cuántas copas de vino al día son saludables?

Saber tomar la cantidad correcta de vino es básico si queremos disfrutar de sus propiedades benéficas para el cuerpo.

Hemos escuchado y leído hasta el cansancio que el vino es bueno para la salud, sin embargo no sabemos exactamente cómo funcionan sus propiedades y por qué nos hacen bien. Y entonces agarramos de pretexto que el vino es benéfico y tomamos el equivocado y en las cantidades erróneas, lo cual más que beneficiarnos, puede llegar a ser dañino.

Para realmente disfrutar de sus propiedades y no sólo de su sabor, es importante conocer cuál es el límite entre lo saludable y el exceso. Para profundizar en el tema desde Esmas.com visitaron los viñedos de La Redonda, en Querétaro (Méx), donde David, uno de los sommeliers más jóvenes del lugar respondió ésta y otras dudas sobre esta preciada bebida.

De cuál y cuánto

“Algunas personas escuchan que una copa de vino diaria es buena y se toman una copa, ¡pero de tres litros!”, bromea el experto en vinos y agrega que es esencial saber de cuál tomar y cuánto. “Siempre vino tinto porque es el que más antioxidantes tiene”, aconseja, “Y que sea seco (en la etiqueta puedes revisar esta característica), porque es el que menos azúcar (y por ende, calorías) tiene”. Hay que recordar que los “vinos secos” se refieren a los que menos tiempo de fermentación tienen y por ende menos azúcar y alcohol tendrán. En pocas palabras, entre más seco sea el vino, “más light” será, por llamarlo de alguna forma.

Respecto a la cantidad, David dice que la cantidad correcta es una copa de dos onzas al día. Si no calculas cuánto es esto, en promedio de cada botella salen seis copas de dos onzas cada una.

¿Por qué son benéficos para la salud?

“El jugo de la uva morada tiene un color transparente, por lo que el color rojo del vino tinto lo toma de su cáscara, a la cual también le llamamos piel de la uva”. De acuerdo con este experto, la cáscara está llena de Polifenoles llamados Antocianos, los cuales además de tener propiedades antioxidantes, son los responsables de darle color, sabor y olor al vino.

Por parte de las semillas tenemos antioxidantes naturales llamados táminos, y por su parte, la piel de la uva aporta lipoproteínas completas. Todo esto aunado a un consumo responsable te ayuda al corazón, circulación, elimina el colesterol malo y contrarresta el envejecimiento de las células.

Fuente: www2.esmas.com

footer

Related posts