GobOax Head

Derechos Humanos de Oaxaca inicia capacitación de su personal

Derechos Humanos de Oaxaca inicia capacitación de su personal

Para poder estar a la vanguardia de la prevención, defensa y promoción de los derechos humanos

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- Con la finalidad de cumplir con lo establecido en la Ley de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, esta semana inició un ciclo de actualización y capacitación de los servidores públicos de este organismo público, autónomo y ciudadanizado con la participación del abogado y experto en derechos humanos Silvado Cantú, así como de capacitadores internos, dio a conocer su titular, Arturo Peimbert Calvo.

El Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, sostuvo que la capacitación y la información son fundamentales “para poder estar a la vanguardia de la prevención, defensa y promoción de los derechos humanos, lo que constituye un gran reto que involucra ahora a esta nueva casa que se denomina Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca”.

Oaxaca, involucra retos sui generis , inclusive a nivel nacional, en el respeto y protección de los derechos humanos “por el nivel tan grave de violaciones a los derechos humanos que se ha vivido históricamente, también por el alto grado de marginación y pobreza que viven los habitantes de este estado, lo cual nos reta a todas y todos quienes trabajamos en este organismo, pues somos compañeras y compañeros de este esfuerzo”, por lo que exhortó al personal a poner todo su empeño en las actividades que realizan a diario.

Al declarar inaugurado este primer ciclo de actualización y capacitación, en el Auditorio Presidente Juárez, ubicado en las oficinas centrales de la Defensoría, Peimbert Calvo, hizo un llamado a todas y todos los servidores públicos de este organismo a convertirse “a partir de este momento, en defensores activos de derechos humanos, desde nuestra trinchera”.

Recordó que tradicionalmente el trabajo de los órganos defensores de derechos humanos se enfocaba en proteger, defender, garantizar y promover los llamados derechos civiles y políticos, sobre todo aquellos que tenían que ver con la administración y procuración de justicia, “pero en Oaxaca hemos aprendido que sí bien es cierto, es muy importante seguir en esta línea de trabajo, es solamente una parte del quehacer”.

En este sentido, mencionó que para la Defensoría es primordial vigilar que el estado cumpla con sus obligaciones respecto de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, pues el cumplimiento de estos derechos es generalmente la base de los civiles y políticos.

Refirió a que el empobrecimiento general de Oaxaca es la condición más grave que permite que la sistemática violación de derechos humanos.

El Defensor resaltó que “hay un gran rezago en visibilizar los temas de violaciones a derechos humanos en materia de salud pública, trabajo, vivienda, educación, de desarrollo”.

De igual forma dijo que en Oaxaca, el principio de progresividad en materia de derechos humanos debe reflejarse en todos los ámbitos de la administración pública, incluida la presupuestal, pues un subejercio en cualquiera de las ramas que la integran, podría traducirse en la violación a derechos humanos de una gran cantidad de personas, por lo que tenemos incidir sobre estos temas desde la Defensoría”.

Manifestó que “el tema de la pobreza será la orientación, el oriente hacia el cual nosotros queremos incidir para ir abatiendo, paleando la grave violación de derechos humanos que existe en nuestro estado”.

Por su parte, Silvano Cantú, al exponer los temas: El nuevo modelo constitucional, La Ley General de Víctimas y El Ombudsman en el nuevo modelo de derechos humanos, consideró que “Oaxaca es uno de los grandes estados que nos deja la triste y terrible moraleja de que la pobreza está en la base de todas las injusticias”.

Añadió que el principal problema de México “no es la inseguridad, es la desigualdad, incluso como precondición de la pobreza, ese es un resultado”.

Cantú detalló que “la desigualdad es lo que nos está generando todos estos problemas, porque no se cierra la brecha entre los que tienen privilegios y los que no tienen nada. Eso genera hambre, genera desnutrición, falta de oportunidades, genera rencor, odio, violencia, genera la inviabilidad de la democracia y con ello, todos vamos arrastrados”.

footer

Related posts