GobOax Head
GobOax Head

Descubre cómo puedes superar un divorcio

Descubre cómo puedes superar un divorcio

Hiciste lo posible, pero nada funcionó y has realizado las últimas firmas del proceso, quizá ya hay un acuerdo de custodia, quizá no fue necesario pero es real, tu pareja y tú ya son libres unos del otro.

¿Es bueno? ¿Es malo? ¿Cómo te sientes? Hoy una experta en el tema nos revela una de las formas de cómo superar un divorcio.

Y es que después de sufrir una pérdida y sentirnos rechazadas, necesitamos tiempo para vivir nuestro duelo y de ninguna manera hay un tiempo determinado. El rechazo es aún más difícil de digerir cuando nuestra vida cotidiana contemplaba a alguien más, cuando esa persona nos apoyaba emocionalmente, financieramente y peor aún si nos engañó.

Quizá eres una de esas mujeres que luego de varios años de relación y de pensar que todo estaba bien, un día te encontraste con que tu pareja te dejó por alguien más y que no solo eso, sino que llevaba años con esa relación extramarital. El resultado no es la pérdida de la pareja, sino la pérdida de parte de tu identidad, valor, respeto y propósito.

Simplemente no se veía venir y cuando este rechazo y separación aparecieron, te golpearon como un terremoto, ¿te es familiar? Quizá trataste de entender, de justificar, pero esas respuestas no aparecieron. Sentiste ira, humillación, vergüenza y depresión.

¿Pensaste que no podrías volver a confiar en alguien más? Muchas mujeres lo han hecho después de un divorcio.

Harriet Lerner, psicóloga experta en relaciones de pareja y duelos, asegura que el primer paso es aceptar lo que se siente, aceptar que hay días en que no deseamos ni salir de la cama. La sanación se da de forma gradual, en pasos lentos que constantemente nos hacen enfrentarnos a una gran ansiedad.

Entonces llega la prueba más grande: vencer la ira que sentimos por nuestra expareja. Quizá aquí como algunas de sus pacientes, piensas “¿Por qué debo perdonarlo? ¿Por qué debo dejar ir todo cuando se portó como un desgraciado?”.

La Dra. Harriet asegura que pueden pasar años de un rechazo como este y no superarlo porque no estamos listas para deshacernos de ese dolor. No somos masoquistas, pero le convertimos en algo que nos acompaña, hacemos ese dolor parte de nuestra vida y hasta puede ser una forma de vengarnos, pensando que el otro verá cuánto nos lastimó.

Es una fantasía el pensar que si el otro ve cuánto hemos sufrido, le hará entender cuánto nos lastimó y se sentirá mal. Nos da consuelo, pero no pasa de ser una fantasía, no ocurre realmente. Muchas no dejamos ir ese dolor porque es la única conexión que nos queda con esa persona, nos divorciamos legalmente pero no emocionalmente.

La Dra. Harriet menciona que si no podemos sostener una llamada telefónica, no podemos estar en el mismo lugar que nuestra expareja sin sentir malestar estomacal o incomodidad, aún no le hemos dejado ir. Liberarnos no es fácil, pero es lo correcto.

Liberarnos implica dejar ir esa idea de que nuestra ex pareja sentirá remordimiento, de que verá las cosas como nosotras lo hacemos y volverá pidiendo perdón. Este proceso nos lleva por toda una gama de emociones, desde ansiedad, hasta dolor, soledad y finalmente, nos llena de energía y nos hace sentir vivas, después nos da alivio.

La conclusión de Harriet Lerner sobre el tema es que necesitamos de mucho valor para liberarnos de vivir con ese enojo obsesivo o con ira. Sí, el proceso puede incluir perdón, pero no es obligatorio.

Lo que sí es claro es que no ganamos nada con repasar el daño que nos hizo nuestra ex pareja y sentirnos miserables mientras él disfruta un fabuloso día en otro lugar y con otra persona. ¿Por qué te privas de vivir por alguien que no se preocupa por ti? No te robes tiempos, no te robes alegría, no te robes amor.

Fuente: Soy Carmin

Guia 2

Related posts