Eliminar ciertos aminoácidos en la dieta podría ayudar a combatir el cáncer

Eliminar ciertos aminoácidos en la dieta podría ayudar a combatir el cáncer

Eliminar ciertos aminoácidos en la dieta podría ayudar a combatir el cáncer

Reducir ciertos aminoácidos en la dieta ralentiza el crecimiento del tumor y prolonga la supervivencia asociada al cáncer. Así lo muestra un estudio llevado a cabo con modelos animales –ratones– por investigadores del Instituto Beatson de Investigación Oncológica en Glasgow (Reino Unido) y publicado en la revista «Nature», en el que se observa que la eliminación de dos aminoácidos no esenciales –la serina y la glicina– de la dieta de los roedores retrasó el desarrollo del linfoma y del cáncer intestinal.

Como explica Oliver Maddocks, director de la investigación, «nuestros hallazgos sugieren que restringir los aminoácidos específicos a través de un plan dietético controlado podría ser una parte adicional del tratamiento para algunos pacientes de cáncer en el futuro, ayudando a hacer otros tratamientos más efectivos».

Sin embargo, y llegado el caso, este tipo de alimentación debería llevarse a cabo con precaución. Como refiere Karen Vousden, co-autora de la investigación, «este tipo de dieta restringida sería una medida a corto plazo y debe ser cuidadosamente controlada y gestionada por los médicos por razones de seguridad. Nuestra dieta es compleja y las proteínas, fuente de todos los aminoácidos, son vitales para nuestra salud y bienestar, lo que significa que los pacientes no pueden eliminar con seguridad estos aminoácidos específicos simplemente siguiendo alguna forma de dieta casera».

Tratamientos más eficaces

Los aminoácidos son los bloques de construcción que utilizan las células para producir proteínas. Y mientras que las células sanas son capaces de producir suficiente serina y glicina, las células cancerosas son mucho más dependientes de la dieta para poder obtener estos aminoácidos vitales.

Restringir algunos aminoácidos a través de un plan dietético controlado podría ser una parte adicional del tratamiento futuro del cáncer

Oliver Maddocks

En este contexto, el estudio también muestra que el seguimiento de esta dieta especial provoca que algunas células cancerosas sean más susceptibles a los productos químicos que, denominados ‘especies reactivas del oxígeno’ se encuentran dentro de las propias células. Un aspecto importante dado que tanto la quimioterapia como la radioterapia aumentan los niveles de estas sustancias químicas en las células. Así, y según los resultados, una dieta especialmente formulada podría hacer que los tratamientos convencionales contra el cáncer sean más efectivos.

Sin embargo, el estudio también encontró que la dieta era menos eficaz en tumores con un gen ‘Kras’ activado, como sucede en la mayoría de los cánceres pancreáticos, porque el gen defectuoso aumentó la capacidad de las células cancerosas de generar su propia serina y glicina. Esto podría ayudar a seleccionar los tumores que podrían ser tratados de forma más eficiente con la terapia dietética.

Evaluar en humanos

Como indica Emma Smith, directora de Comunicación de Cancer Research UK, organismo británico dedicado a la investigación del cáncer y responsable de la financiación de este estudio, «este estudio muestra un aspecto realmente interesante sobre cómo cortar el suministro de nutrientes esenciales para el crecimiento y la división de células cancerígenas, lo que podría ayudar a limitar los tumores».

Así, concluye Emma Smith, «el siguiente paso será realizar ensayos clínicos con humanos para ver si dar una dieta especializada que carezca de estos aminoácidos resulta segura y ayuda a disminuir el crecimiento del tumor como se ve en los ratones. También tendríamos que averiguar qué pacientes tienen más probabilidades de beneficiarse, dependiendo de las características de su tumor».

Fuente: ABC

No te pierdas nuestra sección de vídeos, Viviendo Oaxaca

Related posts