GobOax Head
GobOax Head

Encabeza cáncer de pulmón muertes por tumor maligno en México

Encabeza cáncer de pulmón muertes por tumor maligno en México

45% de los pacientes de cáncer de pulmón nunca ha fumado, de ellos 67% son mujeres

Cada año más gente muere por cáncer de pulmón que por cánceres de colon, mama y próstata combinados, según datos de la American Cancer Society; en 2018 encabezó las muertes por tumores malignos en México. En este contexto, especialistas coincidieron en la importancia de derribar los mitos alrededor de la enfermedad y tratarla como un problema de salud pública que se debe priorizar y abordar de acuerdo con el tipo y la etapa, sobre todo si se toma en cuenta que 92% de los casos se diagnostica en fases muy avanzadas.

Es necesario emprender acciones para ayudar a disminuir la tasa de mortalidad, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es estima que entre el 30% y 50% de los casos de cáncer se pueden evitar. Y, aunque el cáncer de pulmón tiene una relación estrecha con el tabaquismo, existe un alto porcentaje de pacientes con cáncer de pulmón, cuya enfermedad no está asociada a esta adicción, como lo indica el Instituto Nacional de Cancerología (INCan): 45% de los pacientes de cáncer de pulmón nunca han fumado, de ellos 67% son mujeres.

De igual forma, otro giro en el tratamiento es la presencia de una mutación sensible para inhibir al receptor de factor de crecimiento epidérmico (EGFR) a fin de mejorar la calidad de vida del paciente, respecto a este tratamiento las alteraciones exitosas oscilan entre el 25 y 30% de los casos de cáncer de pulmón, cifra que puede incrementar a 38.8% entre los pacientes cuya enfermedad no está relacionada con el consumo de tabaco como es el caso de las personas expuestas al humo de leña.

“Los pacientes con cáncer de pulmón cada vez tienen mayores posibilidades de supervivencia y con una mejor calidad de vida, pronóstico que ha mejorado en los últimos cinco años debido que conocemos mejor a las células malignas e identificamos los factores de riesgo para, a partir de ello desarrollar terapias innovadoras. Entre mejor conozcamos las células, su origen y sus genes, mejor podremos clasificarlas y diversificar los tratamientos para brindar terapias personalizadas y dirigidas para cada etapa del cáncer”, dijo el Dr. Gabriel Galván Salazar.

Para contribuir en la reducción del índice de mortalidad se han realizado diversas investigaciones enfocadas en incrementar el nivel de supervivencia de los pacientes. Es el caso, por ejemplo, del desarrollo de tratamientos de primera línea, como osimertinib, cuya característica principal es ayudar a inhibir tanto las mutaciones sensibilizantes el EGFR (factor de crecimiento epidérmico) como de aquellas que presentan resistencia y, por consecuencia a reducir a más de la mitad el riesgo de progresión. Logrando de esta manera que los pacientes incrementen su esperanza de vida de 1 año y medio a 3.

En el caso de pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón en Fase III (antes de llegar a la etapa IV, donde el cáncer se ha extendido a otros órganos), ya también es posible incrementar su esperanza de vida a través de una nueva inmunoterapia, durvalumab, como tratamiento posterior a la quimio-radioterapia en pacientes que no pueden ser operados, la cual mejorar la supervivencia en comparación con el tratamiento estándar y reduce el riesgo de muerte en un 32%.

Dentro de los tipos de cáncer de pulmón existe el cáncer no microcítico, células no pequeñas, y microcítico o células pequeñas para el cual hay tratamientos dirigidos para reducir alteraciones a través de la presencia de una mutación sensible para inhibir al receptor de factor de crecimiento epidérmico, a fin de mejorar la calidad de vida del paciente.

“Lo importante es comprender que la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer se puede disminuir significativamente si los casos se detectan a tiempo y reciben un tratamiento eficaz. Es necesario cambiar las prácticas clínicas y acercar a los pacientes a tratamientos innovadores pues los beneficios son evidentes: mayor probabilidad de supervivencia, menor índice de morbilidad y un menor costo en el tratamiento si es enfocado a cada estadio de la enfermedad”, indicó José Francisco Corona oncólogo del INCan durante la ponencia sobre cáncer de pulmón en etapa III en el Congreso Oncológico en Cancún.

Todo ello reafirma la necesidad de una detección y tratamiento oportuno y adecuado para elevar la posibilidad de recuperación de los pacientes con cáncer de pulmón. De ahí la urgente necesidad de que todos los involucrados en la lucha contra el cáncer trabajen en conjunto para ayudar a reducir los altos índices de mortalidad por cáncer de pulmón en el país. Incrementar la esperanza de vida de los pacientes que ya padecen este terrible mal no es imposible.

No olvides evitar la automedicación, y acudir a tu médico para un diagnóstico certero y un tratamiento personalizado.

Guia 2

Related posts