Este gif no tiene sonido, pero miles de personas dicen oírlo… Y tú, ¿oyes algo?

Este gif no tiene sonido, pero miles de personas dicen oírlo… Y tú, ¿oyes algo?

Hay quienes aseguran escuchar una especie de golpe, pero ¿por qué?

Los gifs no tienen sonido. Bueno, pues miles de personas dicen que este sí.

Lisa DeBruine, profesora de Neurociencia y Psicología de la Universidad de Glasgow, lo compartió en Twitter el 2 de diciembre. “¿Alguien que sepa de percepción visual sabe por qué puedo escuchar este gif?”, se pregunta en un mensaje que ha sido retuiteado más de 16.000 veces en tres días.

Hay personas a las que no les da esa sensación. Por ejemplo, en la redacción de Verne ha sido mitad que lo escuchaban y mitad que no tienen ni idea. La usuaria que compartió el gif ha hecho una encuesta en Twitter en la que el 70% de los 243.000 participantes votó la opción “un sonido sordo”.

El gif es obra del artista británico conocido como Happy Toast. “Lo creé hace diez años y lo publiqué por primera vez en el foro para artistas digitales, B3TA. Lanzan retos visuales semanales y el tema de esa semana era torres eléctricas”, dice a Verne por mensaje privado.

Es posible encontrar el gif en artículos sobre percepción desde hace años, como este de Buzzfeed de 2013. Los comentarios en todas las redes o páginas en las que se comparte el gif son parecidos: la gente se asombra por el extraño efecto y discute cómo puede ser posible, ya sea en YouTube, Pinterest, Reddit o Imgur.

Este gif no tiene sonido, pero miles de personas dicen oírlo... Y tú, ¿oyes algo?

¿Pero suena o no suena?

Si una torre eléctrica cobrase vida y se pusiera a dar brincos, lo normal es que provocase un sonido estruendoso. Nuestro cerebro, al que le encanta completar la información que nos falta, lo sabe. “El cerebro anticipa el ruido, se trata de un fenómeno de priming, facilitación semántica o ideaestesia: un conocimiento previo sensorial. El inductor (torre que salta y golpea fuerte la tierra) produce una activación concurrente esperada (activación interna o imaginada de un ruido fuerte)”, explica a Verne el catedrático en Psicología Experimental de la Universidad de Granada, Emilio Gómez.

La capacidad de nuestro cerebro para interpretar y completar información es la causa tras muchas ilusiones ópticas. “¿Nunca has tenido la sensación de escuchar las palabras cuando estás leyendo?”, añade Gómez. Con la misma lógica, según este psicólogo, “el gif visto en público y en pantalla gigante produciría un estruendo fantasma mayor”.

¿Lo escucharías si no te hubieran preguntado si escuchas algo?

Vamos a recordar la pregunta que acompaña al tuit: “¿Alguien que sepa de percepción visual sabe por qué puedo escuchar este gif?”. Antes de ver a la torre saltarina ya te han sugerido la posibilidad de que vas a escuchar algo. “Estoy seguro de que, de no introducir así el gif, menos personas tendrían la sensación de escucharlo”, añade el psicólogo. Un tuitero responde con ese argumento al mensaje de DeBruine. Es la respuesta con más reacciones.

No hay que confundir esa sugestión con la sinestesia, como apuntan varios artículos sobre el gif. La sinestesia es una peculiaridad mental que, como explica EL PAÍS en este artículo, cruza los diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo. Lo padece un 1% de la población. “Solo por eso se descarta esa hipótesis. Que tantas personas hayan dicho que escuchan el gif impide que estemos ante un caso de sinestesia”, añade Gómez, experto en esta peculiaridad mental.

“Mi explicación favorita hasta ahora es que el gif activa el reflejo estapedial”, dice la autora del tuit que ha viralizado el gif. Se trata de un acto reflejo del oído que le protege de sonidos de alta intensidad. “No puede ser”, dice Luis Lassaletta, otorrinolaringólogo del Hospital La Paz (Madrid), “ya que el reflejo estapedial no puede activarse de forma sugestionada. Los reflejos no funcionan así”.

Coincide su colega del Hospital Cruces (Vizcaya), Nicolás Meana: “En ningún caso se puede deber al reflejo estapedial. Es posible que algunas personas contraigan los músculos pterigoideos (entre la mandíbula y el oído, los que usas para masticar) ante la caída de la torre y la vibración del gif”.

Related posts