GobOax Head

Fumar reduce a la mitad las posibilidades de conseguir un embarazo

Fumar reduce a la mitad las posibilidades de conseguir un embarazo

Fumar influye negativamente sobre la fertilidad y puede reducir hasta la mitad las posibilidades de conseguir un embarazo.

«En parejas que fuman hemos observado que la mujer necesita el doble de ciclos para lograr una gestación, así como las tasas de implantación son más bajas. El efecto que causa el tabaco sobre estas pacientes es comparable a tener diez años más, ya que tienen menos ovocitos y de peor calidad.

Pero también afecta a la fertilidad masculina, ya que provoca alteraciones en los niveles hormonales, afectando a la calidad y la cantidad del esperma, la movilidad y variaciones en su morfología», explica la doctora Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología de la Clínica de Reproducción Asistida Ginefiv.

Actualmente, el 24% de la población española de más de 15 años fuma a diario. Aunque hay una tendencia descendente de la prevalencia de consumo diario de tabaco en todos los rangos de edad y en ambos sexos, estos niveles se mantienen estables en las mujeres de 15 a 34 años, es decir, en plena edad fértil, repercutiendo así sobre su capacidad reproductiva.

Fumar por encima de 10 a 15 cigarrillos al día, los ovocitos detienen su crecimiento dentro el ovario, provocando un efecto dosis dependiente. Así, las mujeres fumadoras presentan mayores dificultades para concebir, ya que disminuye su reserva ovárica, tienen una peor calidad ovocitaria y embrionaria, un incremento de las anomalías cromosómicas y la menopausia se puede adelantar entre uno y cuatro años.

«Cada vez hay más mujeres que fuman desde edades más tempranas, lo que agrava el problema. El humo del cigarrillo es una mezcla compleja de nicotina, hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), compuestos nitrosos, aminas aromáticas y pirolisatos de proteínas, muchas de las cuales son reactivas y cancerígenas. Pero, además, afecta a la producción de estrógenos, la hormona encargada de regular la ovulación, que conlleva a una menor actividad ovulatoria, y disminuye la reserva ovárica y el numero de folículos», explica la doctora, que advierte que dejar de fumar es de gran ayuda en el tratamiento de la infertilidad, puesto que «la pérdida de la fecundidad asociada con el tabaquismo puede ser revertida en un año».

Otros factores ligados al estilo de vida que revierten sobre la reserva ovárica y, por tanto, repercuten en la fertilidad son el abuso del alcohol o la cafeína. Según un estudio realizado en mujeres en edad fértil, el consumo prolongado de alcohol moderado puede conducir a la disminución de la reserva ovárica. Además, el exceso diario de cafeína también repercute, ya que «aunque no haya diferencias en cuanto a la tasa de gestación, se ha comprobado que aquellas mujeres que consumen más de 200 ó 300 mg. de cafeína al día tienen menor número de ovocitos reclutado y de embriones de buena calidad».

Además, los disruptores endocrinos (EDC), sustancias químicas con las que estamos en contacto diario como los plásticos, el pegamento, cosméticos o perfumes, pueden actuar como hormonas femeninas o pseudo-estrógenos y pueden bloquear su acción y suplantar a las hormonas naturales, un hecho que puede llegar a causar infertilidad. «Existen múltiples sustancias que pueden actuar como disruptores endocrinos, entre ellas, los metales pesados o los pesticidas. Éstos pueden afectar al desarrollo puberal, a la regularidad de la menstruación, al desarrollo folicular, así como producir una disminución de la reserva ovárica», confirma la doctora Verdú.

Por tanto, el estilo de vida actual repercute negativamente en la reproducción, por lo que los expertos de Ginefiv recomiendan mantener una dieta saludable y equilibrada, evitar abusar de ciertas sustancias y realizar ejercicio diario para favorecer la fertilidad.

Fuente: abc.es

Related posts