GobOax Head

Ha tenido sexo con fantasmas; ahora se casará con uno

Ha tenido sexo con fantasmas; ahora se casará con uno

Estas fechas muchas personas las aprovechan para contar sus experiencias paranormales, desde que vieron a su familiar muerto en la noche hasta que se encontraron cara a cara con un duende.

No dudamos de los relatos pero el que te vamos a contar a continuación nos dejó bastante sorprendidos.

Amethyst Real, una mujer británica dio de qué hablar el año pasado cuando apareció en un programa de televisión llamado ‘This Morning’ y afirmó haber tenido relaciones sexuales con fantasmas en su casa.

Según ella, su primer encuentro fantasmal y sexual con uno fue hace 10 años y desde entonces no ha estado con humanos.

Durante siglos, el sexo paranormal ha sido tema tabú en muchas culturas. Desde Lamia, el cambiaformas griego que atrae a los hombres y luego les quita la vida, Yuki-Onna, el vampiro japonés que se dice que duerme con hombres y luego toma su alma hasta Lilith y Melusina que seducen a los hombres para dar a luz demonios.

Aunque su historia parecía haber quedado en el olvido, volvió al ruedo cuando la mujer de 30 años reveló recientemente que ‘ya sentó cabeza’ y que uno de los fantasmas le pidió matrimonio.

No se arrodilló, ¡no tiene rodillas! Pero por primera vez, le oí hablar. ‘Te casarías conmigo?, preguntó”, dijo en una entrevista a The Sun.

Es difícil de explicar pero, hasta ese momento, sus palabras estaban dentro de mi cabeza. Pero, en ese día, las palabras estaban fuera. Podía escuchar su voz y era hermosa. Profunda, sexy y real.”

Ahora se encuentra planeando el gran día y qué anillo usará, aunque tiene en mente uno de piedra de amatista, quiere que él tome la decisión.

Además de esto, ella confesó que espera pronto tener bebés con el fantasma.

Los amantes fantasma tienden a ser más sensuales y adeptos que el tipo promedio. Siempre hay una conexión más, porque el sexo va más allá de lo físico. Es como cualquier otro tipo de sexo. La principal diferencia es que simplemente no puedo verlos. Sin embargo, los siento, su peso contra mí, su tacto, el calor y la energía que solo se hunde en mí. A veces tengo la sensación de que me están moviendo. Los orgasmos que tengo con mis amantes espirituales han sido mucho más satisfactorios que los que he tenido con hombres comunes.” señaló.

Fuente: Excélsior

footer

Related posts