GobOax Head

La maternidad te envejece más que fumar, beber o tener sobrepeso

La maternidad te envejece más que fumar, beber o tener sobrepeso

Todas conocemos a una mujer que cuando se convierte en mamá, de pronto luce como si tuviera 10 años más. Esto no es solo tu percepción

¡sí pasa! Según un estudio científico, tener hijos te hace envejecer más rápido que fumar, beber alcohol o tener algo de sobrepeso.

Una investigación realizada en la Universidad George Mason en Virginia, Estados Unidos, encontró que la maternidad produce una transformación a nivel celular, que podría ser resultado al desgaste físico que demanda.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron a 2 mil mujeres entre 20 y 44 años. Los resultados arrojaron que el acortamiento de los telómeros en las madres era comparable al de las mujeres sin hijos que tenían 11 años más. Incluso, algunas de estas mujeres sin hijos tenían una vida sedentaria o gusto por el alcohol y el cigarro.

Los telómeros son la porción final de un cromosoma que está asociado a la longevidad. Es natural que éstos se acorten que a medida que envejecemos, pero esto demostraría que la maternidad es un acelerador en el proceso.

Por si fuera poco, el estudio también descubrió que entre más hijos tengas, más cortos serían tus telómeros.

”Encontramos que las mujeres que tenían cinco o más hijos tenían telómeros más cortos en comparación con las que no tenían ninguno, y son relativamente más cortos que las que tenían uno, dos, tres o cuatro (hijos), incluso”.

Esto podría deberse a la cantidad de estrés que provoca la crianza, sumado a las pocas horas de sueño y a un desorden en los horarios de comida, ya que todo esto desgasta nuestros órganos y el cerebro.

De ser así, entonces este envejecimiento materno se puede prevenir o contrarrestar. El secreto podría estar en relajarnos un poco, darnos tiempo para nosotras mismas, llevar una dieta saludable y respetar los horarios de comida, hacer ejercicio y dormir, ¡dormir mucho!

Por supuesto, las que ya son mamás sabrán que esto es casi imposible, pero vale la pena hacer un esfuerzo extra por cuidarnos a nosotras mismas. ¡Piensa en la juventud de tus células!

Fuente: Veintitantos

footer

Related posts