GobOax Head
GobOax Head

Las imperfecciones también son perfectas ¡abrázalas!

Las imperfecciones también son perfectas ¡abrázalas!

Si hoy es uno de esos días en los que te sientes mal por la vida, espero tomes esto como una lección de amor propio que te hará sonreír.

Si crees que nada te sale y que eres la mujer más espantosa del mundo porque no te ves como Kylie Jenner y Kim Kardashian (que según tú, son el modelo de mujer perfecta), entonces es momento de que aprendas la importancia de amar tus imperfecciones. Recuerda que siempre puedes encontrar belleza en ella y que siempre hay una razón para sonreír.

A pesar de que tu mente te dice otra cosa, créeme cuando te digo que eres perfecta y que no necesitas validación de nadie más que te ti misma.

Aprende a verte con ojos de amor. La felicidad y la satisfacción que buscas están en ti y aparecerán frente a todos en el momento en que dejes que brillen.

Recuerda que eres capaz de iluminar el día con tu sonrisa. Que tus ojos revelan lo más hermoso de tu alma, que tienes una personalidad magnética capaz de atraer a quien te ama de verdad y que tus palabras son capaces de alegrar la vida de quienes te rodean.

Pasamos la vida tratando de ser lo que todos esperan y olvidamos lo que realmente nos hace felices. La sociedad nos ha hecho creer que no somos perfectas porque no nos vemos como modelo de revista o porque no somos lo suficientemente graciosas o simpáticas como para atraer algo bueno a nuestra vida.

Pero pretender cumplir con las expectativas de todos es agotador. Poco a poco debes aprender a estar orgullosa de tus logros, no importa cuán insignificantes puedan parecer ante los ojos de los demás.

Sí, sé que a veces es difícil creer de verdad que eres una persona hermosa y exitosa, pero todos hemos fallado en algo, lo importante es saber levantarte y avanzar.

Nadie es perfecto. Si ves las imperfecciones como perfectas, entonces nunca te sentirás decepcionada. Sin embargo, muchas veces tensamos nuestras relaciones cuando señalamos los errores de los demás como el fin del mundo. Permite que las personas se equivoquen y aprendan de ello. Piensa en cómo sería la vida si nadie se equivocara. Seríamos un mundo lleno de robots fríos sin emociones.

Deja de ser tan dura contigo misma y aprende a quererte con todo y tus tropiezos. Nadie es perfecto y eso también está bien.

Cuando te ames a ti misma, ya no necesitarás la aprobación de nadie más. No necesitarás un millón de «me gusta» en cada selfie que compartes en tus redes sociales. Cuando aprendas a amarte, seguirás pensando que te veías muy bien si alguien más estuvo o no de acuerdo.

Cuando te amas, tu felicidad se convierte en tu prioridad. Si otras personas te felicitan, entonces te pondrá de buen humor, pero si te insultan, no será el fin del mundo. La opinión de otros no te hará cuestionar tu valor.

La autoaceptación significa reconocer quién eres, no quién debes ser. La autoaceptación significa aceptarte a ti mismo sabiendo que estás en constante evolución. Deja de declararte la guerra. Eres lo suficientemente hermosa, lo suficientemente inteligente e interesante. Mereces todo el amor del mundo.

¡Abraza tu propia perfección!

Fuente: Nueva mujer

Guia 2

Related posts