GobOax Head

Las peculiares razones detrás de las fantasías sexuales más comunes

Las peculiares razones detrás de las fantasías sexuales más comunes

Fantasear sexualmente es solo humano. Así lo hagas con cosas extrañas, o que te parezcan muy locas o atrevidas, como sexo en lugares públicos, las fantasías sexuales son completamente normales.

De hecho, estos pensamientos son parte de una vida sexual sana, que pueden estar inspiradas en una imagen, algo que escuchas o algo que lees.

Las fantasías pueden ser una ventana para tus deseos e incluso fortalecer tus relaciones cuando se realizan de manera consensuada, segura y legal.

Pero ¿por qué fantaseamos con ciertas cosas y qué es lo que realmente esos temas de fantasía común?

1. Fantasear con amores prohibidos

Tu compañero de trabajo nuevo; Liam Hemsworth; tu ex; tu cuñada… Fantasear con otras personas además de tu pareja, incluso cuando estás en la cama con ellos, es común, y no necesariamente significa que no lo amas o que no disfrutas del sexo con él o ella.

A veces, sin embargo, tales fantasías, como cualquier otra, podrían significar que estás anhelando algo que no estás obteniendo en tu relación actual. Considera discutir el eslabón perdido con tu pareja, o busca en ti misma cuál es la razón o qué es lo anhelado.

2. Fantasear con sumisión

Puede ser una señal positiva de estos tiempos: cada vez más mujeres ocupan puestos de alto nivel. Pero, como resultado, es posible que tampoco quieran ser jefa en la cama.

“Las mujeres que son tan poderosas en sus trabajos quieren ese espacio donde puedan bajar la guardia, dejarse ir, cometer un error o dos y no ser juzgadas, además de dejarse ver completamente vulnerables y hacerse cargo”, dice Nasserzadeh. Otras veces, las mujeres tienen esta fantasía sin una razón clara, y eso está totalmente bien.

Si es algo que te gustaría probar, identifica lo que te interesa a ti y a tu pareja y asegúrate de que el consentimiento explícito y entusiasta esté presente en todas sus interacciones.

3. Fantasear con dominar

Por otro lado, las mujeres que pasan la mayor parte de sus horas despiertas cuidando a los demás pueden sentirse excitadas por la idea de tomar algún tipo de control sexual.

De nuevo, algunas mujeres pueden no tener una razón clara para sentirse atraídas por la dominación, pero eso no hace que el deseo sea menos real. Al igual que la sumisión, perseguir esta fantasía requiere investigación, consentimiento y estrategias para garantizar que todos los involucrados estén a bordo en cada paso del camino.

4. Tríos

A veces es solo por la novedad y la posibilidad exponencial que tiene; a veces se trata realmente de querer ver a tu pareja complacerse con alguien nuevo…

Si se hace bien, abrir una relación ya sea por la noche o por un periodo prolongado puede fortalecer el lazo, pero la clave importante siempre es la comunicación.

5. Sexo en público

¿Por qué el sexo en un avión, en un baño público o en la playa parece ser exponencialmente más caliente que el mismo acto en la seguridad de tu dormitorio? Ciencia: Tanto la adrenalina de imaginarse atrapados y meterse en problemas, como la prisa de tener a alguien que disfruta viéndote, son muy estimulantes mentalmente y por lo tanto aumentan las sensaciones físicas.

Sin embargo, si realmente estás considerando desnudarte, masturbarte o tener relaciones sexuales en público, recuerda que es ilegal y podrías enfrentar acusaciones de delitos sexuales.

6. Amor con el mismo sexo

Las fantasías que contradicen tu identidad sexual pueden ser confusas, pero estas no implican que seas bisexual o gay; lo que significa es que hay algo sobre esa experiencia que está resonando.

Por ejemplo, la forma en que viste besarse a una pareja gay te hizo desear una conexión similar, y esto no rompe quién eres como persona y como ser sexual, por simplemente ser curioso y probar cosas diferentes.

Fuente: actitudfem

Related posts