GobOax Head

Los senos como indicadores de personalidad ¿Mito o realidad?

Los senos como indicadores de personalidad ¿Mito o realidad?

Se ha establecido una comparación entre la forma de tus senos y tu forma de portarte con los hombres

Los horóscopos son una de esas cosas que siempre consultamos para estar enteradas de qué nos deparará la semana o el mes. Lo hacemos por aferrarnos a la idea de que siempre tendremos una posibilidad de encontrar a nuestra alma gemela. Pero, ahora un nuevo estudio ha asegurado que, existe otra forma de saber cómo es nuestra personalidad y cómo nos comportamos, según su forma, con los hombres.

Parece mentira, pero no tiene nada de error. Al parecer, es mucho más efectivo que los propios signos del zodiaco Es decir, que eso de la compatibilidad se queda en nada al lado de estudiar nuestros senos. Es una idea muy surrealista pero, ¿y si fuese verdad?

Cuando queremos conocer a alguien, nos amoldamos a su forma de pensar, escondemos algunas trazas de nuestra personalidad. Y nos lanzamos, con la mente en blanco, a ser seducidas. Es por ello por lo que, aunque tampoco buscamos en exceso, nos limitamos a esperar. Aunque siempre consultamos si tendremos una semana favorable en cuanto a ligues.

Puede que ahora no esté entre tus prioridades, pero lo que sí es cierto es que se ha establecido una comparación entre la forma de tus senos y tu forma de portarte con los hombres, o con las relaciones. Así que, aunque suene algo exagerado, debes observarte bien a fondo. ¿Siempre has dado las gracias a la naturaleza por dotarte de una buena delantera?

Pues entonces eres de las mujeres que les gusta ser mimadas, ser adoradas. Quieren ser el centro de la relación, pero necesitan a alguien a su lado que les diga lo bonitas que están, lo bien que hacen las cosas. Vamos, que cuando conocen a alguien, su espíritu pasa a ser dependiente de este.

Además, las mujeres con senos grandes son más bien tranquilas en la cama. O sea que, apartándonos de la típica creencia en que eran salvajes en la cama, todo lo contrario: son más bien sencillas.

Pero si, en cambio, estás contenta con tus senos, a pesar de que no son los más grandes del mundo, sino que tienen un tamaño más bien pequeño, eres una coquetona en toda regla. Te gustan las aventuras, eres espontánea a más no poder y tienes una gran virtud: no te incomoda reirte de ti misma. ¡Te encanta! La alegría que transmites vuelve locos también a muchos hombres. A aquellos, sobre todo, que no buscan solo un cuerpo, ni las medidas más explosivas, sino que quieren tener a alguien al lado que les comprenda.

La fidelidad, el romanticismo y la complicidad son tres de los valores que defiendes en una relación. En ocasiones, los senos se comparan también con las frutas. En este caso, los más grandes se asemejarían a melones, los más pequeños a limones. Pero, a continuación, nos encontraríamos una larga lista de variantes…

Imaginaos si hay tipos de mujeres, como para que haya comparaciones con frutas. Las naranjas son más bien tersas y de un tamaña mediano. Estas mujeres son muy sociables y creen que en la conversación está la base de la relación. Por lo que el sexo tampoco es que les vaya demasiado.

Y, luego, están las mujeres cereza, que tienen una personalidad que engancha a cualquiera. Cuidan de tus parejas, son encantadoras y saben qué buscan en un hombre. Pero, por desgracia, el sexo no está entre sus mejores aptitudes. Eso sí, en el caso de que un hombre quisiera encontrar a toda una diosa en la cama, debería decantarse por una mujer con senos en forma de pera.

Pero ya volveríamos a ser juzgadas por las apariencias. Así que lo que más nos conviene es dejarnos conocer al máximo, y que surja lo que surja, sin necesidad de estar atendiendo a la forma y el tamaño de nuestras dotes.

Fuente: derf.com.ar

Related posts