GobOax Head

Manchas solares: cómo prevenir su aparición y cómo tratarlas una vez han aparecido

Manchas solares: cómo prevenir su aparición y cómo tratarlas una vez han aparecido

Tomar el sol es uno de los grandes placeres del verano para muchos de nosotros, pero si no tomamos precauciones – y en algunos casos aunque las tomemos – nos exponemos a consecuencias nada agradables como las quemaduras o la piel despellejada de después.

Entre estas molestias provocadas por el sol, podemos encontrar las manchas en la piel.

Estas manchas son una señal de piel dañada por el sol, y se tratan de acumulaciones de melanina que no solo pueden resultar antiestéticas, sino que además resultan difíciles de quitar. Por ello, vamos a ver cómo podemos prevenirlas y qué podemos hacer cuando ya han aparecido.

Cómo prevenir la aparición de las manchas solares

Lo primero que necesitamos saber para poder evitar la aparición de estas manchas es las causas que las provocan. Uno de los motivos por los que estas manchas aparecen es una producción desigual de melanina al haber estado expuestos al sol intenso durante el año.

Además de esto, la interacción entre la luz del sol y algunos de los productos de maquillaje que utilizamos. Los productos que contienen alcohol – igual que las colonias y otros productos faciales – puede acabar en la producción de manchas indeseables.

El consumo de algunos medicamentos puede tener un efecto fotosensible en nuestra piel por lo que tomar el sol al mismo tiempo que estamos tomando estos medicamentos puede ser un factor de riesgo para la aparición de estas marcas solares.

Por ello, la prevención no empieza en el verano, sino que hay que hacerla durante todo el año:

Durante el año, debemos intentar utilizar una crema con protector solar de al menos factor 15 – o una base de maquillaje que lo incluya – aunque el día esté nublado y creamos que no corremos peligro. Otras partes del cuerpo que puedan quedar al descubierto – como manos y brazos – también pueden beneficiarse del uso de protectores solares.

Por supuesto, en verano esa protección debe incrementarse. Por ello, cada vez que vamos a tomar el sol debemos utilizar un protector solar adecuado, reaplicar el producto cada vez que sea necesario. Además de esto, debemos evitar el sol en las horas más intensas de los rayos sociales.

Exfoliar e hidratar la piel es básico para el cuidado de esta, pero aun más cuando vamos a tomar el sol ya que nos ayudará a conseguir un moreno uniforme y bonito, libre de manchas.

Si vamos a la playa o a la piscina, debemos intentar limpiarnos siempre la salitre o el cloro y renovar el protector solar.

Cómo podemos tratar las manchas una vez han aparecido

En algunos casos, ya es demasiado tarde para prevenir la aparición de estas manchas o aparecen incluso aunque pongamos todas las precauciones posibles. La realidad es que actualmente no existen tratamientos que las eliminen por completo y cuando las exponemos al sol pueden reaparecer.

Sin embargo, una vez que han aparecido hay una serie de cosas que podemos intentar para reducir su apariencia e intentar disimularlas:

Existen tratamientos cosméticos, como los peeling químicos, pueden ayudarnos a bloquear la enzima que produce la melanina y así reducir el tamaño y oscuridad de estas manchas.

Algunos tratamientos de láser combinado con cremas de hidroquinona pueden también servir a este propósito. En cualquier caso, antes de llevar a cabo un tratamiento con láser debemos acudir a un dermatólogo que nos indique qué tipo de mancha tenemos y qué tratamiento es el que mejor nos funcionaría.

Evitar seguir exponiendo al sol las manchas que ya tenemos. El uso de protector solar, gafas de sol y gorro pueden ser nuestros grandes aliados en esto.

Fuente: vitonica

footer

Related posts