GobOax Head

Miles de ciudadanos se manifiestan en contra de Peña Nieto

CIUDAD DE MÉXICO, 20 mayo 2012 (CNNMéxico) — Con pancartas, mantas, disfraces o acompañadas de sus mascotas, miles de personas marcharon este sábado en la Ciudad de México para expresar su rechazo al candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al grito de “¡Fuera Peña Nieto!”.

La concentración inició en el Zócalo de la capital mexicana, donde a las 12:30 (hora local) sumaban apenas entre 5,000 y 6,000 asistentes. Tres horas después, la cifra ascendió a más de 46,000, según la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

“Esta marcha es para decirle al PRI que tenemos memoria”, dijo Jorge Luis Ángeles, uno de los primeros participantes en llegar. “No queremos que el PRI regrese a gobernar México porque ya lo hizo pedazos”.

Como él, otros asistentes a la manifestación se referían al partido que gobernó México durante 71 años y a su candidato, Enrique Peña Nieto, son símbolos de “corrupción” y “autoritarismo”.

Al menos 300 manifestantes vistieron camisetas con una frase del escritor Carlos Fuentes, recientemente fallecido, que fueron arrojadas por un grupo de hombres que llegó en una camioneta a un costado del Zócalo.

“No quiero ni pensar que Peña Nieto pueda llegar a la Presidencia… no está preparado para ser presidente”, decían las playeras, repartidas por la organización civil Claridad y Participación Ciudadana, que tiene su sede en Chihuahua y se define como un organismo “sin fines lucrativos, libre de influencia gubernamental, partidista o religiosa”.

Los manifestantes que se formaron por una camiseta señalaron que era importante llevar el mensaje contra Peña Nieto y hacerlo más visible.

Cuestionados sobre el costo de las playeras y de su propaganda, los hombres de la camioneta únicamente respondieron en tono irónico: “Venimos de Televisa, ellos nos mandaron”.

La televisora, que tiene la mayor difusión en el país, también fue objeto de las críticas de los manifestantes, quienes la acusaron de impulsar a Peña Nieto y ser parcial en sus coberturas informativas.

“Estoy cansada de que la gente no se dé cuenta de lo que pasa en el país, esta marcha es para que la gente se informe, que no crea que el PRI ya está de vuelta, porque el pueblo no es lo que quiere”, dijo Mariana, estudiante de Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De las redes a las calles

Organizado en las redes sociales, donde se difundió con el hashtag #MarchaAntiEPN, el movimiento llamaba a los ciudadanos a vestir de negro, a no mostrar ni gritar distintivos partidistas, a caminar por un solo carril vial para no obstruir el paso de vehículos y a marchar pacíficamente.

Pero salvo el último punto, los demás se cumplieron a medias.

Los manifestantes vistieron de varios colores; miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) gritaron consignas a favor del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, y la marcha ocupó algunas de las principales avenidas del centro de la capital.

La vanguardia de la manifestación llegó a las 13:30 a la columna del Ángel de la Independencia, donde más tarde estudiantes de universidades públicas y privadas, artistas y jóvenes que se definieron como ninis —porque ni estudian ni trabajan— brincaron y corearon “¡Aquí se ve, aquí se ve, que Peña Nieto presidente no va a ser!” y “¡Enrique, entiende, el pueblo no te quiere!”.

Poco a poco, la gente fue congregándose en torno al monumento sobre Paseo de la Reforma, donde el grito por un “México libre de PRI” se escuchó en varias ocasiones a lo largo de tres horas.

“¡Esta es la encuesta, esta es la encuesta!”, fue otra de las consignas frecuentes de la manifestación, en rechazo a las mediciones que ubican a Peña Nieto a la cabeza de las preferencias electorales, con hasta 20 puntos por encima de sus adversarios.

También hubo protestas contra la “manipulación mediática”, la “censura” y el “control de los medios de comunicación”, así como muestras de apoyo a la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Iberoamericana (UIA), donde Peña Nieto fue abucheado el 11 de mayo.

“¡Fuera Peña Nieto!”

Aunque la marcha transcurrió sin incidentes, según asistentes y autoridades locales, en ella se registraron momentos de tensión.

Uno ocurrió cuando un hombre de 56 años que se definió como “muy priista y muy orgulloso” afirmó que el problema del país “no es Peña Nieto, sino los jóvenes flojos (que) no quieren estudiar y sólo saben gritar”, lo que generó molestia entre algunos asistentes.

“¡Sin violencia, sin violencia!”, gritaron otros manifestantes para tranquilizar la situación. Tras algunos jaloneos, el llamado a la calma imperó y la marcha continuó.

Pancartas con los lemas “Mis sueños no caben en tus urnas”, “Peña Nieto, México no te quiere” y “Estamos hasta el copete de tus promesas” desfilaron por las calles.

En otras mantas se reclamaba a Peña Nieto su relación con el expresidente Carlos Salinas de Gortari o con la dirigente sindical Elba Esther Gordillo. También se le reprochaban los abusos policiales en la localidad de San Salvador Atenco, en mayo de 2006, cuando era gobernador del Estado de México.

Ante el calor de la tarde, vendedores ambulantes ofrecían agua o sombreros a las personas que llegaban a la columna del Ángel, donde continuaban los gritos de “¡Fuera Peña Nieto!”.

Músicos, escultores y “creadores de ideas” marcharon para asegurar que México “no puede permitir el regreso del PRI”, el partido que intenta volver al poder luego de perderlo en los comicios del 2000 frente al Partido Acción Nacional (PAN).

Bajo el sol y en medio de los gritos y las pancartas, no todas las protestas fueron de jóvenes.

“El país debe cambiar, por el bien de México. El saqueo y la corrupción fue de 70 años con el PRI. Es un retroceso votar por Peña. Nosotras ya hicimos nuestra vida, pero hay que apoyar a las generaciones futuras y con el PRI no va a ser”, dijo entre jadeos Lucila Domínguez, de 48 años, quien caminó al lugar con su madre, 30 años mayor.

Tras cantar el Himno Nacional alrededor de la columna del Ángel, las personas poco a poco comenzaron a dispersarse. Mientras lo hacían, los manifestantes que se quedaban en el monumento insistían en el propósito que los congregó a 42 días de la elección del próximo presidente. El propósito de gritar: “¡Fuera Peña Nieto!”.

Related posts