Ninfomanía: Claves para detectar si eres ninfómana

Ninfomanía: Claves para detectar si eres ninfómana

La ninfomanía es una alteración del deseo sexual. Te contamos las claves para detectar si padeces esta alteración.

La ninfomanía es un tipo de hipersexualidad que se da en mujeres, sobre el que existen muchos mitos y muchas creencias falsas. Es importante saber cuál es el verdadero significado de la palabra y qué síntomas puede llegar a presentar, para saber detectar esta anomalía en la conducta sexual en caso de que se padezca. Partiendo del hecho de que nada tiene que ver con la orientación sexual del individuo, existen una serie de síntomas comunes que pueden servirnos de guía a la hora de identificar la ninfomanía.

¿Qué es la ninfomanía?

La ninfomanía es el nombre que se le da a la hipersexualidad compulsiva o adicción al sexo en las mujeres provocadas por un deseo sexual insatisfecho. Es decir, que el verdadero problema de la ninfomanía es que las mujeres que la padecen, no llegan a satisfacerse con la práctica de sexo.

Hoy en día, sabemos que se puede tratar perfectamente como cualquier otro tipo de adicción y que a través de una buena terapia puede alcanzarse la satisfacción sin ningún problema. Antiguamente era tal el desconocimiento hacia la sexualidad femenina en general, que se acuñaba de ninfómanas a las mujeres que se masturbaban o simplemente, tenían más deseo sexual que sus maridos (interpretación completamente equivocada).

Síntomas clave para detectar si se padece ninfomanía

Aunque la ninfomanía no tiene unos síntomas evidentes como una enfermedad, puesto que es un trastorno de la conducta sexual, algunas de las claves que te pueden ayudar a descubrir si padeces esta hipersexualidad son las siguientes:

  • Deseo sexual aumentado: La ninfomanía presenta un deseo sexual aumentado, esto se presenta de forma que el más mínimo roce o contacto con otras personas, produce un gran nivel de excitación en el sujeto que la padece.
  • Ambigüedad sexual: La ninfomanía no distingue de opciones sexuales, la atracción exaltada se presentará tanto respecto a hombres como respecto a mujeres.
  • Masturbación compulsiva:El amplio deseo sexual, puede llevar a la mujer a masturbarse de forma compulsiva, llegando incluso a procurar lesiones en sus órganos genitales.
  • Dificultad para alcanzar el clímax: Este tipo de adicción al sexo, se caracteriza por la aparición de orgasmos débiles e incluso dificultad para alcanzarlos.

Tratar la ninfomanía

Lo más importante, si se tienen sospechas de que se puede padecer este tipo de deseo sexual aumentado, es acudir a un sexólgo. Este puede orientar a la persona para superar su adicción al sexo y mediante una terapia, hacer que tenga unas relaciones sexuales sanas y placenteras. Así que ya sabes, si tienes problemas con la líbido, no tengas miedo y acude a un especialista.

Related posts