GobOax Head

No usar la crema solar todo el año, el error más común

No usar la crema solar todo el año, el error más común

Los españoles cada vez estamos más concienciados de la importancia de protegernos del sol para prevenir problemas en la piel y cáncer cutáneo.

Esta realidad se constata con el aumento en el consumo de protectores solares. Según los últimos datos de la patronal Stanpa, en el último año (2017), las ventas alcanzaron los 372 millones de euros (más de 30,4 millones de unidades físicas), lo que equivale a un 1,76 por ciento más que el año anterior.

Desde la farmacia comunitaria (principal canal de venta de estos productos) aplauden estos datos, aunque creen que todavía queda camino por recorrer.m ya que, como señalan las fuentes consultadas, aún se cometen muchos errores en fotoprotección.
En opinión de Paz Pellús, farmacéutica experta en Dermofarmacia, “no utilizar protección solar durante todo el año sigue siendo el error más común en la población. Aún no hemos conseguido introducir el fotoprotector en nuestro ritual de cuidados diarios, independientemente de la época del año” y eso es clave frente a la prevención de cáncer de piel.

“Se asocia el uso de protección solar el hecho de ir a la playa o a la piscina”, apunta Macarena Viro, farmacéutica en Hornachuelos (Córdoba) y experta en Dermofarmacia, “pero también hay que utilizarla para ir al parque, hacer deporte o realizar actividades al aire libre”.

Otros fallos que se siguen cometiendo, según Viro, son “no aplicar la suficiente cantidad de protector solar, con lo que no aseguramos la protección del SPF que reivindica el envase, y no reaplicarlo”. En cuanto a la cantidad recomendada, Pellús recuerda que “debe ser de 2 mg/ cm2”. Utilizar menos “hace que disminuya la protección del cosmético”. Pero, en la práctica, ¿cuánto es 2 mg/cm2? Según Viro, “es difícil medir la cantidad exactamente por lo que, el consejo del farmacéutico debe centrarse en recomendar una aplicación generosa del producto y en insistir en la reaplicación cada dos horas”.

Los avances en las galénicas de los fotoprotectores han hecho que cada vez sea más fáciles de utilizar. “Las fórmulas de los protectores solares actuales son más agradables y se absorben más rápidamente, favoreciendo así su uso continuado”, señala Pellús. Además, añade, “se han incluido activos antiedad, antioxidantes e hidratantes para que ofrezcan un cuidado más integral, y retrasar, en cierta medida, el fotoenvejecimiento”.

Como apunta Viro, “las texturas han mejorado mucho hasta tal punto que el aspecto blanquecino que aportaban ha desaparecido casi en todas las fórmulas”. Además, los solares protegen ya de todas las radiaciones que nos llegan y no sólo de las UVB,UVA, sino también del IR-A y la luz visible”.Asimismo, recueda Pellús otra innovación centrada en la inclusión de pigmentos coloreados. Esto “junto con la variedad de formatos ha favorecido que muchas usuarias cambien su maquillaje por un protector solar con color, usándolo todo el año”, apunta.

Novedad en niños

En cuanto a productos concretos e innovadores que han surgido, Viro destaca un fotoinmunoprotector oral en stick para niños. Como recuerda la farmacéutica, “la piel de los niños es más fina y frágil, su estrato córneo es un 30 por ciento inferior al de los adultos”. Dado que la aparición de cáncer de piel está relacionada con quemaduras solares en la infancia, “es importante extremar las precauciones y proteger la piel de los niños no sólo por fuera sino también por dentro”. En este sentido, la experta recuerda que “los suplementos orales no eximen de la crema, sino que son sólo un complemento para proteger la piel”.

Fuente: Cuidate Plus

Related posts