GobOax Head

Nueve de cada 10 mexicanos opinan que la corrupción es práctica frecuente

Nueve de cada 10 mexicanos opinan que la corrupción es práctica frecuente

Nueve de cada 10 mexicanos que viven en áreas urbanas consideran que la corrupción es una práctica frecuente entre los servidores públicos, informa el INEGI

 

Nueve de cada diez mexicanos que viven en áreas urbanas consideran que la corrupción es una “práctica frecuente” entre los servidores públicos, quienes buscan obtener beneficios personales como “dinero, regalos o favores”, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

No obstante, a la hora de preguntar si personalmente han sido víctimas de, al menos, un acto de corrupción, únicamente 14,6 % de los que tuvieron contacto con funcionarios a lo largo de 2017 contestaron de forma afirmativa.

“La tasa de incidencia de corrupción fue incluso más alta que la tasa de incidencia delictiva de robo en calle o transporte público”, apuntó el INEGI con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, que se celebra el 9 de diciembre.

La cifra aumentó desde 2013, cuando 12,1 % de los encuestados dijeron haber atestiguado un acto de corrupción.

Además, el 5,4 % de los establecimientos comerciales sufrieron este delito.

La región del país en la que hay más prevalencia de este mal, de acuerdo con el Inegi, es Ciudad de México, dado que “registró la mayor proporción de personas víctimas de algún acto de corrupción, con 20,1 %”.

Del otro lado están los estados de Puebla y Guanajuato, donde sus respectivos porcentajes no superaron el 10 %.

Los trámites en los que los ciudadanos vieron más corrupción fueron los vinculados con autoridades del ámbito estatal, sobre todo los relacionados con la propiedad y los trámites vehiculares.

El INEGI aseveró que “la corrupción es un acto que en México no se denuncia”, y que durante el pasado año únicamente 4,6 % de las personas que fueron víctimas de este delito lo reportaron ante alguna autoridad.

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha marcado como uno de sus objetivos prioritarios de cara a su sexenio (2018-2024) la lucha contra la corrupción.

Para ello, entre otras medidas, ha decidido promover una ley para que la corrupción sea considerada un delito grave.

Con información de EFE

Related posts