GobOax Head

Paz definitiva con Amoltepec, demanda Yucutindoo al Gobierno del Estado

Paz definitiva con Amoltepec, demanda Yucutindoo al Gobierno del Estado

“Empuñemos la esperanza y no las armas”, pide Yucutindoo a su vecino Amoltepec

Oaxaca de Juarez, Oaxaca.- Autoridades municipales y agrarias de San Mateo Yucutindoo reclamaron este martes al gobierno del estado que, en uso de sus facultades, atribuciones y obligaciones, inicie ya los mecanismos para una ágil atención del conflicto que sostienen por permanentes invasiones de Santiago Amoltepec a su territorio.

Mediante un comunicado, convocaron también a sus vecinos de Santiago Amoltepec “a que depongan su actitud belicosa y juntos busquemos una solución de paz definitiva: intercambiemos sonrisas y no balas; empuñemos la esperanza y no las armas”, pues “el enemigo a vencer es la pobreza y la marginación”.

El documento, emitido el martes, fue firmado por el presidente municipal de San Mateo Yucutindoo, Valentín Barrios Sánchez; el presidente de Bienes Comunales, Bernardino Sánchez; el síndico municipal Pablo Barrios Sánchez y el presidente del Consejo de Vigilancia, Juan Pacheco Ojeda,

En él explican que el conflicto entre San Mateo Yucutindoo y Santiago Amoltepec ha dejado una estela de sangre, terror y sobresalto casi cotidianos, en la que hasta ahora van dos decenas de muertos, decenas más de huérfanos, “así como mujeres que aún lloran a sus hijos o a sus esposos que fueron abatidos”.

Atribuyen la muerte no sólo a “las balas asesinas”, sino principalmente a la desatención de los gobiernos estatal y federal: “Amargo sabor de boca ha dejado en las comunidades la intervención errática y a veces sólo mediática de los gobiernos estatal y federal ante esta situación”, dicen.

En ese sentido, advierten que el rezago en la procuración de justicia, la impunidad, la complicidad de la Policía Estatal en la protección de grupos armados, lo que ya ha sido documentado, así como la falta de una estrategia gubernamental, “son sólo algunas de las causas que agudizan este conflicto”.

Recuerdan que, sobre este conflicto, en 1998 el Tribunal Unitario Agrario XXI dictó sentencia a favor de Yucutindoo, y “a pesar de esto, una y otra vez ha sido agraviada nuestra comunidad en su territorio, tanto por los comuneros de Santiago Amoltepec, como por la Policía Estatal”.

“Una y otra vez San Mateo Yucutindoó ha reiterado su acuerdo de no responder a las agresiones, en esta obsesión por alcanzar nuestro sueño, por encontrar una paz duradera y definitiva. Ello no implica, sin embargo, la renuncia a nuestro derecho de usar de todos los medios legales y políticos a nuestro alcance”.

“Nuestro llamado urgente es por la paz, aquí esta nuestra palabra, acá están nuestras manos francas. Es esta nuestra voluntad. Esperamos respuesta”, concluye el documento.

A continuación, el texto íntegro del comunicado:

“Intercambiemos sonrisas y no balas;  empuñemos la esperanza y no las armas”

Al pueblo de Santiago Amoltepec

Al C. Lic. Gabino Cué Monteagudo

El Estado de Oaxaca está envuelto en cientos de problemas agrarios, algunos de hace siglos, otros de hace décadas y unos más de fechas recientes. Amargo sabor de boca ha dejado en las comunidades la intervención errática y a veces sólo mediática de los gobiernos estatal y federal ante esta situación.

Oaxaca tiene más de trecientos conflictos agrarios y la Sierra Sur no está exenta de este torbellino. En el caso particular de San Mateo Yucutindoó y el vecino poblado de Santiago Amoltepec, este ha dejado una estela de sangre, terror y sobresalto casi cotidianos. El saldo es de dos decenas de muertos, decenas más de huérfanos, así como mujeres que aún lloran a sus hijos o a sus esposos que fueron abatidos, no sólo por las balas asesinas, sino además, y esto es lo grave, por la desatención de los gobierno estatal y federal.

El rezago en la procuración de justicia, la impunidad, la complicidad de la Policía Estatal en la protección de grupos armados, esto ya documentado, y la falta de una estrategia gubernamental son sólo algunas de las causas que agudizan este conflicto.

El Tribunal Unitario Agrario XXI dictó ya sentencia sobre este conflicto, resolviendo a nuestro favor sobre una superficie de 7 mil 900 hectáreas en el año de 1998. A pesar de esto, una y otra vez ha sido agraviada nuestra comunidad en su territorio, tanto por los comuneros de Santiago Amoltepec, como por la Policía Estatal. Ante ello una y otra vez San Mateo Yucutindoó ha reiterado su acuerdo de no responder a las agresiones, en esta obsesión por alcanzar nuestro sueño, por encontrar una paz duradera y definitiva. Ello no implica, sin embargo, la renuncia a nuestro derecho de usar de todos los medios legales y políticos a nuestro alcance. La sangre no debe correr más, nuestra aportación con 20 muertos y las decenas de heridos creemos son suficientes

En este sentido convocamos:
1.A nuestros vecinos de Santiago Amoltepec, para que depongan su actitud belicosa y juntos busquemos una solución de paz definitiva. Intercambiemos sonrisas y no balas; empuñemos la esperanza y no las armas. El enemigo a vencer es la pobreza y la marginación.
2.Al gobierno local, para que en uso de sus facultades, atribuciones y obligaciones, inicie ya los mecanismos para una ágil atención. La propuesta de condiciones mínimas para un dialogo inmediato ya está sobre la mesa, las cuales fueron delineadas en un documento entregado a la Secretaria General de Gobierno el día 30 de abril de este año.

Nuestro llamado urgente es por la paz, aquí esta nuestra palabra, acá están nuestras manos francas. Es esta nuestra voluntad. Esperamos respuesta.

Atentamente

Bernardino Sánchez P.

Presidente de Bienes Comunales

Juan Pacheco Ojeda

Consejo de Vigilancia

Valentín Barrios Sánchez

Presidente municipal

Pablo Barrios Sánchez

Síndico municipal

Related posts