GobOax Head

Pediatras aconsejan evaluar a los niños pequeños para detectar retrasos motores

Pediatras aconsejan evaluar a los niños pequeños para detectar retrasos motores

NUEVA YORK.- Los pediatras recomiendan evaluar con regularidad a los bebés y los niños pequeños para detectar retrasos del desarrollo motor, como los problemas para sentarse, pararse y hablar.

En un informe clínico publicado en Pediatrics, un panel de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por su sigla en inglés) señala que el diagnóstico y el tratamiento tempranos de esos trastornos mejorarán el pronóstico de los niños y ayudará a las familias.

“Identificar a los niños con retrasos y anormalidades motores mejoraría, en teoría o con esperanza, su futuro”, dijo Meghann Lloyd, especialista en desarrollo motor del Instituto de Tecnología de la Universidad de Ontario, Oshawa, Canadá. Lloyd, que no participó del informe, consideró que el documento “es un gran avance en ese campo”.

El equipo del doctor Garey Noritz, del panel de expertos en pesquisa del desarrollo neuromotor de la AAP, describe las habilidades que debe tener un niño cuando llega al consultorio pediátrico a los 9, 18, 30 y 48 meses.

Un bebé de 9 meses, por ejemplo, debe poder rodar hacia ambos lados, sentarse sin soporte y tomar objetos. A los 18 meses, debe poder caminar, sentarse y pararse solo.

El panel recomienda que los pediatras utilicen con los padres preguntas abiertas sobre el desarrollo de los niños y que los observen jugar en la consulta para detectar signos de retraso o pérdida de habilidades motrices. El examen general debe incluir la medición del tamaño de la cabeza y la evaluación del tono muscular, los reflejos y los movimientos oculares.

La Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por su nombre en inglés) dijo en el 2006 que no existía evidencia suficiente como para recomendar o no el uso de instrumentos de pesquisa para detectar los retrasos del habla en los niños pequeños. La USPSTF no dio recomendaciones sobre las pesquisas para detectar los retrasos motores en general.

“La AAP (…) reconoció que la pediatría no está trabajando adecuadamente en la detección de los trastornos motores”, dijo
Noritz, del Hospital de Niños Nationwide, Columbus, Ohio. Señaló que la parálisis cerebral y la distrofia muscular son dos de las enfermedades motoras más comunes y que podrían detectarse y tratarse más tempranamente que en la actualidad.

Mencionó que las familias suelen hablar de una “odisea diagnóstica” al hablar del proceso para llegar al diagnóstico definitivo.

“Esperamos que se acelere la derivación a los especialistas para obtener un diagnóstico más rápidamente y que los médicos de atención primaria deriven (a los niños) a las terapias mientras identifican el diagnóstico”, indicó.

Lloyd explicó que existen variaciones en el desarrollo infantil, de modo que si un niño demora un par de meses más en empezar a caminar, por ejemplo, los padres no deberían preocuparse. Pero un retraso más prolongado o la combinación de distintos trastornos motores son buenos motivos para consultar al pediatra.

“Otros tipos de alteraciones, como un temblor, rigidez o un movimiento reiterado, sería otra bandera roja para mí”, precisó Lloyd.

Los retrasos motores habituales no asociados con enfermedades más graves se pueden tratar con terapias físicas y ocupacionales.

FUENTE: Reuters/Pediatrics, online 27 de mayo del 2013.

footer

Related posts