GobOax Head

Peña Nieto: la imagen comprada se deteriora

Mexico, 13 mayo 2012, (Jenaro Villamil /Proceso).- A Enrique Peña Nieto se le empieza a borrar la sonrisa. Primero su equipo le advirtió que el PRI podría perder cinco gobiernos estatales en los próximos comicios, y para rematar la semana alumnos de la Universidad Iberoamericana lo corrieron a gritos (y hasta con un zapatazo) del campus de Santa Fe. Mientras tanto sus defensores mediáticos se enredan sin poder ocultar los exorbitantes gastos en comunicación social cuando encabezó el gobierno mexiquense y quería impulsar su imagen rumbo a Los Pinos. Se trata de millonadas que fueron a parar –sobre todo– a las arcas de Televisa: hay documentos que así lo prueban y que sistemáticamente han tratado de ser negados por la televisora y por algunos de los intelectuales de su nómina.

En el primer debate televisivo entre los cuatro candidatos presidenciales Enrique Peña Nieto, el aspirante del PRI-PVEM, lanzó una frase que abrió las puertas de una nueva polémica sobre los millonarios contratos para promover su figura y su candidatura en Televisa y TV Azteca, las dos principales empresas de televisión abierta:

“Yo le diría a Andrés Manuel (López Obrador): Si la televisión hiciera presidentes, usted sería presidente Andrés Manuel, porque durante su gestión como jefe de gobierno destinó más de mil millones de pesos –y tengo aquí los documentos– de la cuenta pública, que representan más del doble de lo que el Estado de México gastó en comunicación social”.

En su réplica López Obrador le presentó el resumen de ocho cuartillas de un presupuesto elaborado para los años 2005 y 2006, negociado por el gobierno de Peña Nieto y las empresas TV Promo y Radar Servicios Especializados, ambas intermediarias o brokers de Televisa.

Para el primer año de la administración del priista presupuestaron 691 millones 734 mil pesos en tiempos de televisión: 327.4 millones vía spots y 364.3 en compra de información, incluyendo 180 notas informativas en los noticieros de Televisa.

El proyecto original fue publicado por Proceso en su edición 1512 el 23 de octubre de 2005. El presupuesto total ascendía a 742.1 millones de pesos porque incluía 50.3 millones en estrategia integral de comunicación, es decir producción de spots y asesoría permanente.

Este documento, entregado a Proceso junto con un CD, incluyó 50 páginas de un detallado “Plan de Trabajo 2005-2011” cuyos objetivos principales eran deslindar a Peña Nieto –recién electo gobernador– del “escándalo Arturo Montiel”, su antecesor y padrino político y convertir al joven mandatario en una figura política conocida a escala nacional y “posible candidato” del PRI a la Presidencia de la República.

La información fue entregada por una fuente plenamente identificada por el reportero y que pidió el anonimato “para proteger mi vida y la de mi familia”. Señalaba a TV Promo –“brazo político y financiero de Televisa”– como un instrumento “a través del cual esta empresa vende sus espacios publicitarios, sus contenidos noticiosos e incluso su línea editorial a cambio de favores y retribuciones futuras”.

(Extracto del reportaje principal que se publica esta semana en la revista Proceso 1854, ya en circulación)

footer

Related posts