GobOax Head

El punto secreto del cuerpo femenino que activa su deseo sexual

El punto secreto del cuerpo femenino que activa su deseo sexual

Numerosos estudios han revelado qué hacer cuando el deseo sexual femenino está por los suelos y quieres levantarlo: trabajar los preliminares, tomar chocolate, practicar yoga, mantener el colesterol a raya, beber una copa de vino o saber gestionar la inteligencia emocional son algunos de ellos.

Durante mucho tiempo (y todavía hoy en día), se ha dado por hecho que los hombres siempre tienen más ganas de hacer el amor que las mujeres y no es cierto. La realidad es ambos sexos tienen las mismas necesidades de mantener relaciones sexuales, pero sus ciclos funcionan de forma distinta, algo que ha tenido confundidos a los expertos durante mucho tiempo.

Descargas eléctricas

Tranquilo. No hace falta ninguna herramienta o utensilio para darle un calambrazo a tu pareja. Existe otra manera de volver a poner la chispa en su vida amorosa. Los médicos han descubierto que hay un nervio clave situado en los tobillos de las féminas que puede aumentar su deseo sexual.

El 40% de las mujeres que sufren disfunción sexual nunca ha buscado tratamiento o ayuda

Se extiende desde las plantas de los pies hasta la parte inferior de la columna vertebral, pero es más accesible en los tobillos, donde puede ser “intervenido” con electricidad. Las mujeres que reciben una pequeña descarga con una aguja no experimentan más que una leve sensación de hormigueo. Sin embargo, se ha descubierto que también aumenta el suministro de sangre, actuando aparentemente como una versión natural de la viagra femenina.

Los investigadores en esta terapia creen que podría ayudar a las mujeres cuyas vidas sexuales pueden haber perdido su impulso de tener sexo. El primer estudio se ha realizado con ratas de laboratorio y reveló que el flujo sanguíneo de la mayoría de los sujetos mejoró a los 25 minutos. Ahora, los científicos están probando un tratamiento durante tres meses con voluntarias que lo realizan media hora semanal.

Disfunción sexual femenina

En Estados Unidos sufren disfunción sexual femenina el 43% de las mujeres de entre 18 y 59 años. Además, el 21% de entre 18 y 30 asegura que sufre algún tipo de dolor durante la relación sexual, mientras que el 27% habla de experiencias poco placenteras, según una encuesta realizada por la Universidad de Chicago. Pese a las evidentes pruebas de que los problemas sexuales en el sexo femenino son más frecuentes de lo que se cree, un estudio del Departamento de Urología y Psiquiatría de la Universidad de California indica que aproximadamente el 40% de las mujeres nunca ha buscado tratamiento o ayuda.

Tim Burns, experto en ingeniería biomédica y director de la investigación en la Universidad de Michigan, explicó que “esperan que esto pueda ayudar a muchas mujeres que sufren esta enfermedad. Algunos estudios aseguran además que el 10% de las féminas adultas sufren trastorno de la excitación, pero otros afirman que el porcentaje asciende al 28%. ​

Muchas de las pacientes confirman que están más interesadas en tener sexo. La explicación puede deberse a que el nervio tibial que pasa por el tobillo se encuentra con los nervios que irrigan la pelvis dentro de la médula espinal. Por lo que una pequeña descarga en esta zona puede aumentar el flujo de la sangre a un área más íntima creando el mismo efecto que una noche de pasión.

Es una alternativa a la medicación, que suele tener resultados mixtos y efectos secundarios. La investigación con roedores, publicada en ‘Journal of Sexual Medicine’, descubrió que tres de cada cuatro notaron las mejoras significativamente. Burs explica que “si la estimulación se repite varias veces podría conducir a una mejora en el flujo y unas conexiones nerviosas más fuertes con los genitales”, afirma el doctor.

Fuente: NOMBRE

Related posts