GobOax Head

¿Qué hay que comer para dormir mejor?

¿Qué hay que comer para dormir mejor?

En la actualidad, mucha gente sufre problemas de sueño y consigue dormir las horas necesarias. Al no dormir todas las horas que nuestro cuerpo necesita, no llegamos a estar descansados y eso hará que no podamos rendir en nuestro trabajo y que no tengamos muchas ganas de hacer cosas.

Pero, ¿por qué dormimos mal? Los motivos por los que dormimos mal pueden ser muchos y diferentes entre sí desde sufrir alguna enfermedad, estrés, problemas personales, entre otros. No te preocupes si no has podido dormir durante un día o dos, es algo mas grave.

¿Qué es el Insomnio?
El insomnio se trata de un trastorno del sueño, bastante común entre la sociedad. Si llevas una temporada larga donde no eres capaz de dormir o en caso de que logres dormir, sientes que no descansas y te levantas muy cansado provocando que estés mas irascible a lo largo del día. Algunos de los síntomas que puedes sufrir y que te hacen sentir que tienes insomnio es que antes de dormirte pasas un par de horas despierto, duermes pocas horas a lo largo del día, te despiertas varias veces durante tu momento de sueño y te levantas cansado y con el cuerpo agarrotado. Dentro del insomnio hay varios tipos.

Tipos de Insomnio
Según la clasificación o el criterio que elijamos, nos vamos a encontrar distintos tipos de insomnio.

Según las causas

– Intrínseco: son aquellas personas que lo sufren debido a que su cerebro no funciona de la forma más correcta. Esto podría ocurrir si se ha sufrido alguna lesión de tipo cerebral.

– Extrínseco: En este caso, el problema viene dado por la relación con el exterior, como podría ser el estrés del trabajo, los horarios irregulares, consumir demasiadas bebidas estimulantes o tener discusiones con la familia. A veces nos despertamos por los tipos de sueño que tenemos.

Según su identidad

– Leve: en este caso, se trata de un insomnio muy ligero donde podemos tardar media hora hasta que conseguimos dormir, durante unos días, y no afecta de manera significativa a nuestra salud.

– Moderado: cuando el insomnio empieza a estar considerado como moderado, nuestras rutinas diarias empiezan a verse afectados, nos volvemos más irascibles y empiezan a aparecer problemas relacionados con la concentración.

– Severo: similar al insomnio moderado, pero agravado. A todos los síntomas mencionados anteriormente, añadimos la falta de energía constante a lo largo de día y también problemas relacionados con la memoria y con mala visión; además a los afectados les cuesta adaptarse a un horario establecido.

Según su duración

– Crónico: cuándo el insomnio dura más de los 6 meses, está considerado de este tipo. Es bastante complicado erradicar el problema, porque la persona está acostumbrado y su ritmo circadiano se ha modificado, llegando a hacer creer al que lo sufre que duerme con normalidad.

– Transitorio: no suele excederse de las 4 semanas y está relacionado con problemas personales, laborales o de cualquier otro tipo durante un momento o una época en particular.

– A corto plazo: puede alargarse durante unas semanas y suele ser por la acumulación de cansancio general, que no permite descansar en condiciones.

Según sus síntomas

– Conciliación: el problema que tienen las personas que sufren este tipo de insomnio es que les cuestas empezar a dormir, encontrar el sueño, llegando a pasar una hora desde que se acuesta hasta que puede dormirse. Aunque una vez que ha comenzado a dormir, no tiene problemas de descanso ni se despiertan antes de tiempo.

– Mantenimiento: su problema es que no es capaz de mantener el sueño, se levantará varias veces a lo largo de la noche, provocando que nunca llegue a descansar, debido a que no atraviesa todas las fases del sueño.

– Despertar precoz: las personas que sufren por este insomnio, tienen la tendencia de levantarse bastante antes de lo que deberían, de 2 a 3 horas antes. Una vez que se han despertado, tienen tanta actividad en el cuerpo, que no pueden volver a dormir.

– Mixto: se engloba en este grupo a las personas que sufren los síntomas, o las características, lo cual complica más su salud y su recuperación, en este caso se pueden incorporar cuando tienes un miedo crónico, uno de los más comunes son los miedos a los insectos, por ejemplo las cucarachas y las arañas son dos de los insectos que más pánico producen en la gente con este tipo de insomnio.

¿Qué hay que comer?
Aunque no lo creas, cuidar tu alimentación puede hacerte no solo que duermas más horas, sino que llegues a descansar durante todas esas horas. Algunas recomendaciones generales es que no consumas alimentas con azúcar, bebidas energéticas, comida basura o alimentos muy refinados, además en la cena, no comas mucho, para facilitar la digestión. Los mejores alimentos para luchar contra el insomnio son:

Plátano: una fruta rica en fibra que favorece a la saciedad, rico en potasio y magnesio, además de triptófano. Muy buena porque es precursora de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad.

Almendras: además de contener melatonina, son ricas en calcio y son unas de las mejores grasas saludables.

Dátiles: uno de los mejores alimentos, ricos en aminoácidos, minerales con vitaminas del grupo B, facilitan el correcto funcionamiento del sistema nervioso, además de rebajar los niveles de estrés.

Cereales integrales: el hidrato de carbono que nos aporta este tipo de cereales es de los mejores, debido a que se van repartiendo a lo largo del día. Muy ricos en vitamina B.

Cerezas: la tomes entera, en zumo o de otra forma, es una de las mejores frutas que puedes tomar debido a su alta cantidad de melatonina.

Yuca: este alimento es una gran fuente de hidratos de carbono, enriquecida en fibra. Ayuda a estar más saciado y hace que la insulina llegue mejor al cerebro en forma de melatonina.

Fuente: Que.es

Related posts