GobOax Head

Rinden homenaje a Silvia María, decana de la canción oaxaqueña, en festival Mayo en Oaxaca

Ovacionan el “Canto y pasión” de Silvia María

Con canciones y poemas sus amigos se hicieron presentes

Oaxaca, 12 mayo 2012.- Con profunda humildad y sencillez, Silvia María, decana de la canción oaxaqueña,  admitió “he hecho lo que toda intérprete de música popular debe hacer, defender y  difundir la diversidad cultural del estado, y sobre todo, poner en alto el nombre de Oaxaca”.

Visiblemente emocionada, la cantante y promotora cultural -fundadora de la Delegación de Culturas Populares de Puerto Escondido-  reconoció que “fue el canto el que me abrió las puertas para llegar a las comunidades costeñas y mostrarle a la población lo que se ofertaba en las culturas populares”.

Entrevistada antes de recibir el homenaje preparado en el marco del Festival “Mayo en Oaxaca, una fiesta para todos”, organizado por el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de las Culturas y Artes y la Dirección General de Culturas Populares, Delegación Oaxaca del CONACULTA, la mujer, la cantante, la promotora consideró : el homenaje es inmerecido.

Antes de iniciar el concierto realizado en el máximo escenario de la cultura oaxaqueña -el Teatro Macedonio Alcalá-  por medio de una proyección, se dio a conocer una pequeña parte de la vida y la actividad profesional de la cantante.

Originaria de Santa Catarina Minas, Silvia María heredó el gusto por la música de su padre músico y su abuelo le enseñó, a los cinco años de edad, los acordes de la guitarra”.

El documento lleno de anécdotas describe a una pequeña inquieta por la música  que la llevó a concursar en la radio, a participar con el músico Manuel Bustamante Gris y a ser reconocida por el compositor Álvaro Carrillo, quien personalmente la ayudó a aprenderse la canción  “Cómo se lleva un lunar”.

Pese a encontrarse un poco delicada de salud, y sin estar al cien por ciento, la  potente voz de la interprete hizo vibrar al público que se dio cita en el Teatro Macedonio Alcalá para escucharla,  reconocerla  y estar junto a ella en un momento tan importante de su carrera.

Jaime Martínez Luna, antropólogo de profesión y cantante de corazón,   fundador de la Trova Serrana, leyó una composición de su autoría en la que resaltó la fuerza, la alegría, la incansable promotora de la cultura, de la justicia y la organización de pueblos, Silvia María.

Participaron también sus amigos Alfonso Robles, Héctor Díaz, Fernando Amaya, quienes interpretaron una selección de temas musicales.

Silvia María canto  popurrís de canciones latinoamericanas y oaxaqueñas. Los  sones del Istmo y de la Costa se escucharon con  La Sandunga, La Surianita, El Bravero y una de sus más queridas interpretaciones Mi ciudad,  de Guadalupe Trigo.

En las cinco décadas que lleva cantando Silvia María recordó con profunda emoción sus presentaciones donde la recibieron con calidez. “En Marruecos fue increíble ver cómo después de cada canción, el público se levantaba a aplaudir, el lenguaje no importa, es el corazón lo que la gente siente”.

Se presentó en Minneapolis, Wisconsin, Indianápolis, en los Estados Unidos;  en ciudades de  Canadá,   todos los países de América Central y  junto a la Trova Serrana, recorrió Venezuela, Cuba, Francia, Checoslovaquia y en Berlín Oriental, conquistó el Premio Lenin 1973, durante el Festival de la Canción de los Estudiantes.

El recorrido ha sido largo, pero profundamente satisfactorio, reconoció Silvia María.

footer

Related posts