GobOax Head

Samsung Vs. Apple, nuevo campo de batalla: ¿relojes?

Samsung Vs. Apple, nuevo campo de batalla: ¿relojes?

Los pleitos por los smartphones han quedado atrás, ahora la lucha se centraría en los smartwatches

MÉXICO, D.F.- Samsung estaría desarrollando un aparato móvil tipo reloj de pulsera, lo que aumenta la especulación sobre el próximo campo de batalla entre el fabricante surcoreano y Apple.

Un vocero de Samsung dijo que no podía confirmar los planes, pero que la empresa está “constantemente explorando nuevas tecnologías y desarrollando varios factores de forma”.

Los observadores de la industria han estado esperando desde hace mucho que Samsung lance un teléfono tipo reloj después de que surgieran informes de que Apple está experimentando con diseños para un dispositivo de este tipo que desempeñaría algunas funciones de un teléfono inteligente.

The Wall Street Journal informó a principios de febrero que Apple había conversado sobre dicho aparato con su socio manufacturero, la taiwanesa Hon Hai Presicion, conocida también como Foxconn, como parte de las exploraciones de categorías de productos potencialmente grandes más allá de las tabletas y los teléfonos inteligentes.

“Se espera que Samsung fortalezca la conectividad entre aparatos de tecnología de la información usando el Galaxy S 4 como un centro (…) también se espera el lanzamiento del Galaxy Watch”, indicó un reciente artículo de investigación de Meritz Securities. El dispositivo “probablemente estará conectado a un teléfono inteligente a través de Bluetooth, lo que permitirá (al usuario) leer mensajes de texto simples y realizar llamadas con el aparato”.

Esta no sería la primera vez que Samsung intenta ingresar al mercado. En 2009, Samsung lanzó en Francia un teléfono-reloj con una pantalla táctil que valía poco más de 7 mil pesos. El aparato permitía a los usuarios ver correos electrónicos e incluía funciones como un reproductor de MP3 y manos libres, pero no tuvo mucha demanda.

2009 Samsung lanzó en Francia un teléfono reloj que valía poco más de 450 euros (más de 7 mil pesos).

Fuente: WSJ

footer

Related posts