GobOax Head

Si te duele la cabeza durante el sexo… ¡Es totalmente normal y se puede tratar!

Si te duele la cabeza durante el sexo… ¡Es totalmente normal y se puede tratar!

Normalmente no se asocia el sexo con el dolor de cabeza. Pero resulta que puedes tener un dolor de cabeza sexual cuando la excitación comienza a aumentar, ya sea justo antes de que llegues al orgasmo o durante. Ninguno es ideal, por supuesto.

El primero es un dolor sordo en la cabeza o el cuello, y el segundo es un dolor intenso justo antes o durante el orgasmo. La mayoría de los dolores de cabeza por sexo duran un período de minutos, aunque los casos más graves pueden llegar a horas e incluso hasta dos a tres días.

Por qué suceden

Hay varias razones por las que ocurren los dolores de cabeza sexuales, pero casi todas las causas se reducen a problemas con el flujo sanguíneo, incluida una conexión anormal entre las arterias y las venas de la cabeza. Esto no es demasiado preocupante, y hay formas de mejorar el flujo sanguíneo y evitar que los dolores de cabeza ocurran.

Sin embargo, si tienes problemas cardíacos y padeces estos dolores de cabeza como un posible síntoma, deberás ser más consciente y buscar ayuda de un médico.

Cómo tratarlos

A menos que hayas tenido un accidente cerebrovascular o complicaciones cardíacas, no debes alarmarte demasiado, pero puedes informarle a tu médico los síntomas y tomar un medicamento para la presión arterial que al mismo tiempo ayude a controlar los dolores de cabeza.

Si no tienes estos problemas cardíacos, puedes mejorar fácilmente el flujo sanguíneo y la circulación con algunos ajustes en el estilo de vida, como hacer más ejercicio y seguir una dieta saludable.

Además, estar hidratada mejorará tu circulación y mantendrá tu cerebro y las células del cuerpo lo suficientemente saludables como para evitar los dolores de cabeza, que también pueden ser más frecuentes cuando estás en un estado deshidratado.

También puedes probar una serie de ejercicios o prácticas antes o durante las relaciones sexuales, que previenen los dolores de cabeza o mitigan el dolor. Estos pueden incluir la respiración profunda, las prácticas de atención plena, y quizás asumir un papel más pasivo en la actividad sexual.

Fuente: ActitudFem

Related posts