GobOax Head
GobOax Head

Todo lo que debes saber sobre la lactancia materna

Todo lo que debes saber sobre la lactancia materna

Seguro has tenido dudas al respecto, tus amigas te dicen una cosa, lees en internet otras tantas pero la ciencia no miente.

Hoy te hablaremos de los estudios más recientes que respaldan esta maravillosa práctica. Dejemos de lado la confusión, primero están tu bebé y tú.

Fue a finales del siglo 19 cuando la fórmula artificial para alimentar bebés fue desarrollada. Posteriormente, a principios del siglo 20, médicos y educadores se inclinaron hacia una maternidad científica, las mujeres se educaban para criar hijos y se les hacía creer que sus instintos no iban con este contexto “moderno”.

Con el tiempo los médicos y las madres cambiaron su perspectiva sobre la lactancia materna, antes se creía primordial para la salud del bebé, pero después consideraron que lo mejor era la comida artificial por los nutrientes que se les agregaban. ¿Era realmente buena idea? Las mujeres perdieron la fe en sus habilidades.

Si bien, fue algo que coincidió con el aumento en el índice de madres trabajadoras, pues el estrés reduce la liberación de oxitocina, hormona que entre otras propiedades facilita el parto natural y el amamantar a un bebé. Así, sin apoyo, las mujeres hacían lo que podían para sacar adelante a sus bebés pero dudando de ellas mismas.

La psicóloga Darcia Narvaez reveló a Psychology Today los principales beneficios de practicarla, pues además de la buena salud que implica para mamá y bebé, también repercute en nuestra economía.

Estados Unidos es uno de los países que menos apoyan la lactancia materna, pero eso está cambiando y tenemos varios estudios que lo demuestran. Es necesario que más mujeres se dejen llevar por su instinto, pues nadie conoce mejor a sus hijos que ellas mismas.

Estamos en un tiempo privilegiado donde más que nunca la ciencia ha demostrado la gran importancia de amamantar a un bebé, para para el niño como para la madre. La lactancia ha sido una labor de más de 300 millones de años de evolución, cada mamífero tiene su propia leche e incluso una madre puede observar cambios.

Estudios recientes afirman que la leche materna manda señales bioquímicas a su bebé por mucho tiempo y ayuda a su desarrollo, de forma estandard o recomendada los expertos mencionan amamantar a un bebé por lo menos 6 meses y si es posible hasta los 2 años o más.

La leche materna humana es especialmente para niños, su contenido nutricional y su bioactividad favorecen un desarrollo sano. Los componentes de este líquido vital son complejos, pero sabemos que fortalecen el sistema inmune del bebé, su proceso intestinal, reduce alergias, y muchos beneficios más. Lo principales son :

INMUNIDAD
Varios estudios han demostrado que es uno de sus beneficios más importantes, un niño alimentado con leche materna será mucho más sano, incluso ha ayudado a estabilizar a niños que nacen prematuramente. Lo que es verdad también es que es mejor la leche tomada directamente por el bebé, que la que la madre extrae previamente por tiempo.

FUNCIONES DEL METABOLISMO
La leche materna tiene relación con menores índices de obesidad infantil, también reduce las probabilidades de desarrollar asma.

INTELIGENCIA
Otro estudio demostró que los niños que habían sido amamantados contaban con un mayor coeficiente intelectual a la edad de 3 y 7 años,

SALUD MATERNAL
A largo término, el amamantar a un bebé puede reducir riesgos del embarazo como la resistencia a la insulina y la acumulación de grasa, en sí el lactar revierte los cambios metabólicos negativosdel embarazo.

ECONOMÍA
El no amamantar a un bebé es caro, por las enfermedades que el pequeñito puede desarrollar además de lo que se gasta en fórmula artificial y cómo la producción de ésta daña el medio ambiente. Muchos creen que precisamente quien desanima a las mujeres de amamantar es la industria que se enriquece vendiendo fórmula infantil.

DURACIÓN
La Asociación Estadounidense de Pediatría sugiere dar pecho por un año, mientras que la Organización Mundial de la Salud sugiere que lo mejor son dos años, aunque puede extenderse hasta los cuatro años del bebé. Para lograrlo, consulta a tu ginecólogo, pediatra y consulta con un especialista en lactancia.

Fuente: Soy Carmin

Guia 2

Related posts