GobOax Head

Verborrea Digital: ¡Bienvenido señor presidente!

Verborrea Digital: ¡Bienvenido señor presidente!

Por Alex Hernández

¡Bienvenido señor Presidente! Tome asiento en la silla que hoy sí le corresponde. Más de 30 millones de mexicanos esperan mucho de usted y otro más solo queremos ver un verdadero cambio en el país. Bienvenido a esta nación trabajadora, esperanzada pero llena de maltratos por los que se fueron ¿Es usted el indicado para revertir todo este daño?

Señor Presidente, la gente lo aclama en su mayoría, llega con una popularidad avasalladora, con la aprobación al máximo y la legitimidad que con sus acciones –muchas veces controversiales– ha cultivado. Tome asiento, que el camino será largo y tal vez pantanoso –mucho depende de usted–, eso sí le digo, habremos muchos que estaremos día a día criticándolo, pidiéndole explicaciones, exigiendo resultados. No somos pocos, pero tampoco somos muchos los que lo haremos de la mejor manera. No esperamos de usted magia ni hechicería, únicamente que cumpla con lo que cabalmente prometió.

Bienvenido señor Presidente, sé que se nos adelantó, al parecer usted ya estaba adentro cuando las puertas todavía estaban cerradas, pero no se preocupe, ahora sí no habrá excusas para no arrancar con la dichosa transformación que tanto presume. Pásele, está en su casa, tome lo que necesite para que este país en seis años esté mejor de lo que el anterior canalla nos dejó. Tiene el peso suficiente en todo el país para trabajar sin excusa. Le encargo nada más algunas cositas: hay más de 50 millones de pobres, eso es prioridad; la educación en México sigue estando por los suelos, usted puede re direccionar el futuro de México; hay más de 80 muertos por día, no le sirve un país si no hay a quien gobernar; los energéticos están más caros que nunca, eso definirá su popularidad en unos cuantos meses; le tocará lidiar con mandatarios internacionales realmente complejos, la economía de nuestro país está en juego.

Tendrá que dejar a un lado el discurso y la palabrería, hoy por hoy ya no habrá espacio para demagogia, lo que dice tiene que ser coherente con lo que hace. La mafia del poder se esfumó, usted será quien gobierne, ya no habrá figuras paranoicas de conspiración y fraude, la mayoría de los funcionarios en este país los eligió usted. Ahora se dará cuenta que el discurso y el actuar son cosas diferentes y que ver el toro desde la tribuna es tan sencillo, no igual torearlo e intentar salir con oreja y rabo.

Y a expensas de lo que su “club de fans” piense, nosotros, los “detractores”, queremos que tenga éxito. Los que criticaremos su gobierno queremos que el panorama mejore, que su discurso funcione y que todo le salga bien. Porque antes de ponernos la camiseta de cualquier color, traemos en la frente el escudo nacional, porque si le va bien a usted, nos va bien a todos. Bienvenido señor presidente, ya lo estábamos esperando.

Related posts