Vientos en California alcanzan niveles inéditos; avivan incendios

Vientos en California alcanzan niveles inéditos; avivan incendios

Las autoridades de California usaron un nivel de alerta sin precedente para designar la intensidad de los vientos que están impulsando los recientes incendios forestales.

La intensidad usualmente se designa por colores, yendo de amarillo a anaranjado a rojo, pero ahora alcanzó “código púrpura”, es decir, extremo.

Se vaticina que mañana habrá código púrpura, un color que nunca antes hemos usado”, dijo Ken Pimlott, director del Departamento de Incendios y Protección Forestal de California.

Tres voraces incendios abrasaron el sur de California en días recientes, destruyendo casi 200 viviendas y edificios y obligando a miles de personas a evacuar sus hogares.

Los bomberos han logrado algunos avances, pero todo podría revertirse este jueves debido a la intensidad de los vientos.

Estamos hablando de vientos de quizás 128 kilómetros por hora”, explicó Pimlott.

Son vientos que harán imposible la lucha contra incendios”.

Semejantes vendavales son capaces de convertir un incendio pequeño en uno de gran magnitud, o capaces de transportar chispas ardientes de un lugar a otro para encender más leña.

Asimismo, más de 250 escuelas del área de Los Ángeles cerraron sus puertas hoy debido a los estragos causados por unos incendios, que han forzado la evacuación de unas 200 mil personas y destruido cientos de casas.

No se han reportado víctimas civiles o muertes, pero tres bomberos resultaron heridos, comentó el Departamento de Bomberos de Los Ángeles.

Millones de teléfonos celulares emitieron un sonoro silbido la noche del martes entre San Diego y Santa Barbara, una advertencia de las autoridades que significó extremo peligro por los fuertes vientos.

Las autoridades albergan la esperanza que la alerta telefónica llevará a la ciudadanía a mantener cautela y a evitar muertes.

Melissa Rosenzweig, de 47 años, fue evacuada de su casa en Ventura, pero regresó el martes, y vio que su vivienda permanecía en pie, pero muchas otras en esa misma calle quedaron reducidas a cenizas y escombros.

Más evacuaciones fueron ordenadas la noche de ese día en Ojai, un poblado de artistas y resorts.

Ya las llamas se estaban acercando, pero los reanimados vientos las aproximaron tanto que muchos residentes decidieron que no podían quedarse más.

Un incendio acabó en 1961 con 500 casas de Bel-Air, obligando a la revisión del código de incendios.

Los vientos son tan fuertes que empujaron llamas en la exclusiva zona de Bel-Air en Los Ángeles, y quedaron destrozadas numerosas casas multimillonarias.

Por ejemplo, un almacén de vinos del magnate de medios Rupert Murdoch en Moraga Vineyards quedó quemado, y también fueron afectadas unas 6.5 hectáreas de viñedos en la zona.

Cerca de las áreas afectadas está el museo Getty, que cerró sus puertas al público y protege su invaluable colección gracias a un sistema de filtración en el aire acondicionado.

Fuente: Exélsior

Related posts