GobOax Head

Caída estacional del cabello: Mito o realidad

Caída estacional del cabello: Mito o realidad

Cuando llegan la primavera y, sobre todo, el otoño, muchos percibimos que se nos cae el cabello de manera más abundante.

A veces, si nunca te ha pasado antes, puede ser difícil relacionarlo con el cambio de estación. Es más, en ocasiones es tan exagerado que parece imposible que todo ese pelo se caiga únicamente por cambiar de una estación a otra.

Caída estacional: causas

Los animales cambian de pelaje dos veces al año para adaptarse a la temperatura exterior y poder regular de forma más adecuada su temperatura corporal.

Los humanos, sin embargo, hemos evolucionado de tal manera que a penas tenemos pelo corporal – en comparación con otros mamíferos – y mantenemos el cabello de una manera estable durante todo el año. Sin embargo, incluso siendo así, nosotros también respondemos a las variaciones de la luz y al cambio de la cantidad de horas de luz solar. Dichos cambios varían nuestra secreción de melatonina, prolectina y otras sustancias, lo que influye en la caída de cabello.

Algunas investigaciones encuentran, efectivamente, que hay una periodicidad estacional en la caída y crecimiento del cabello. Esta periodicidad es similar a la muda de algunos mamíferos. Aunque parece que, en nuestro caso, el estrés y otros factores puede alterar o influir en dichos cambios estacionales.

Esto no significa que se nos caiga el pelo y no lo recuperemos, sino que en primavera y otoño perdemos cabello – entre 800 y 1000 pelos al día – y lo recuperamos en verano e invierno con nuevos crecimientos – la caída de cabello en otoño se corresponde, por ejemplo, con la recuperación en verano.

Existen múltiples productos, tanto en peluquerías, como en farmacias, que aseguran frenar la caída estacional de cabello. La realidad es que este tipo de caída se debe al cambio en el efluvio telógeno y, actualmente, sigue sin comprobarse que exista algún producto que influya realmente dicho efluvio. Por lo que no tenemos pruebas de que ninguno de esos productos que nos venden realmente funcionen.

La realidad es que, si tu pérdida de cabello coincide con el cambio estacional, no deberías preocuparte, porque lo más habitual es que crezca pelo nuevo en su lugar.

Sin embargo, si consideras que tu cabello se está cayendo de manera demasiado excesiva, o que no se recupera a lo largo del año o ,quizás, que empiezas a percibir ciertas calvitas, hay algunas cosas que puedes hacer, como reducir el consumo de azúcar y grasas y, por supuesto, acudir a tu médico para que te derive al dermatólogo si lo considera necesario.

Fuente: Vitónica

footer

Related posts