GobOax Head
GobOax Head

Cómo curar la cicatriz de la cesárea y que no se note

Cómo curar la cicatriz de la cesárea y que no se note

Con los cuidados necesarios y algunos consejos, puedes lograr que tu cicatriz de la cesárea no se note tanto

 

La cicatriz que queda con la cesárea es uno de los traumas más grandes de las mujeres, a pesar que de un tiempo para acá la mayoría de los médicos han tratado de hacerla un poco más estética. Sin embargo, siempre es importante llevar ciertos cuidados antes, durante y después de su cicatrización para que se note lo menos posible. Te diremos cómo curar la cicatriz de la cesárea y que no se note tanto.

Por lo regular, la cicatriz superficial de la cesárea, es decir, la de la piel, se cura en un plazo de 10 días aproximadamente. En ese periodo es cuando se retiran los puntos o grapas. Sin embargo, por dentro, la cicatriz necesita más tiempo para recuperarse por completo, por lo que es necesario que se lleven a cabo ciertos cuidados para que todo marche correctamente, y además, su aspecto sea más bonito.

Durante el embarazo

Cuidar la piel durante el embarazo es muy importante, y resulta fundamental para evitar la aparición de estrías y otros problemas, independientemente si atraviesas por una cesárea o no. Los cuidados de la piel son fundamentales a la hora de la recuperación después del parto.

Uno de esos cuidados es la hidratación, la cual, debe efectuarse con productos especiales para embarazadas, que no tengan ingredientes nocivos para la futura madre y su bebé.

No obstante, también es importante hidratar tu cuerpo desde el interior, y para lograrlo, no hay nada más importante que una buena alimentación y tomar el agua necesaria, es decir, al menos 8 vasos de agua al día.

¿Cómo curar la cicatriz de la cesárea?

Si bien, es cierto que durante tu estancia en el hospital recibirás los cuidados necesarios y la herida de la cesárea estará bien vigilada, pero al llegar a casa, la recuperación depende de ti, por lo que debes estar bien atenta a ella, y no descuidarla, por nada del mundo.

Estos consejos podrán darte una guía para lograrlo.

1. Vigila la evolución de la cicatriz a diario

Sabemos que tener un recién nacido en casa trae consigo mucha responsabilidad, pues los cuidados del nuevo bebé son muy demandantes. Sin embargo, es importante que te des tiempo para ti misma, porque, si tú estás bien, tu bebé también lo estará.

Uno de esos cuidados son la vigilancia de cómo va evolucionando tu cicatriz, y los posibles cambios que quizás tenga.

Unos de los signos de alarma con los que debes de acudir al médico son si la herida se engrosa, te pica o te duele. Ni lo pienses.
Corre con el médico para que valore la situación.

Y con mayor razón, debes estar atenta si hay sangrado de la herida, o si se abre y ves que se está infectando.

2. La higiene, ante todo

Para evitar estos problemas, es crucial que la herida se mantenga limpia y desinfectada a diario. Para eso, es importante tener buenos hábitos de limpieza diaria.

Limpia la cicatriz con agua templada y jabón neutro. Después, seca la herida por completo con una toalla limpia y seca, aplicando toques suaves.

Deja unos minutos la herida al aire libre, antes de vestirte.

Ya que la herida seque por completo, aplica un antiséptico para evitar que la herida se infecte. Posteriormente, pon una gasa limpia sobre la herida para evitar que la cicatriz roce con la ropa y se irrite y se infecte.

3. Hidratación extra para evitar rascarte

Cuando una herida va secando, es casi seguro que te dé comezón, y te den muchas ganas de rascarte. ¡No lo hagas!, esto puede dañar seriamente tu piel, y puede retardar el proceso de cicatrización, además que puedes infectarla.

Cuando veas que tu piel está reseca y te pica, aplica cremas hidratantes constantemente. Es muy importante que tu piel recupere su elasticidad, y eso sólo te lo da tu hidratación.

4. Reposa y evita movimientos bruscos

Es importante que para evitar que tu herida se abra o se retrase su cicatrización, no debes hacer movimientos bruscos o levantar cosas pesadas. Evitar realizar demasiado esfuerzo, en general. Tómalo como pretexto para descansar, te lo mereces, sobre todo en esos días tan pesados.

Durante unos días, debes cuidar tu cuerpo con especial cuidado, sobre todo, evitar movimientos en la zona afectada, como agacharte y doblar la cintura para agarrar algo, cargar bolsas o cosas pesadas, entre otras cosas.

5. Consulta a tu médico

Tu médico especialista te citará dentro de 10 a 12 días después de la cesárea para retirar los puntos, y cerciorarse que todo marche con normalidad. Sin embargo, en ese inter de tiempo debes estar pendiente de tu herida, y si notas algo anormal o diferente, no dudes en ir inmediatamente con él para que descarten algo de consideración.

Fuente: Soy Carmín

Related posts