GobOax Head
GobOax Head

Deshidratación, principal riesgo de diarrea

Deshidratación, principal riesgo de diarrea

Casos severos de deshidratación pueden llevar a la muerte, sobre todo bebés, niños pequeños y adultos mayores.

Con la temporada de lluvias y calor, las cifras de diarrea se disparan en todo el país, ocasionando desde incomodidad para realizar actividades diarias, ausencia escolar y laboral, hasta hospitalizaciones por severos casos de deshidratación que pueden llevar a la muerte.

Por este motivo, durante la conferencia de prensa, especialistas, alertaron a la población a no desatender un caso de diarrea, por más leve que sea, ya que sus consecuencias pueden ser mortales.

De acuerdo con el Informe Semanal de Vigilancia de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud hasta la semana 21 se había registrado una tasa de incidencia promedio de 2.3 de enfermedad diarreica aguda (EDA), siendo el estado de Zacatecas el de mayor registro de casos con 5.2. A nivel nacional, esto representa 464,946 casos reportados de EDA en población infantil menor de 5 años.

El Dr. Alfonso Copto García, médico pediatra y coordinador académico del Colegio Mexicano de Pediatría, explicó que la diarrea es una enfermedad peligrosa que ocasiona pérdida de cantidades importantes de agua, sodio, potasio y cloro -entre otros compuestos vitales para el ser humano-, y que de no corregirse, pueden llevar a una deshidratación y un estado tóxico-infeccioso que eventualmente ponen en riesgo la vida.

El especialista indicó que el 90% de las diarreas son de origen infeccioso viral, mientras que el restante 10% son parasitarias o bacterianas; sin embargo, todas son peligrosas. Aunque nuestro organismo las auto limita en la mayoría de los casos, hay casos donde el germen responsable de la diarrea invade el tracto intestinal y de inmediato deteriora al paciente ocasionándole vómito, múltiples evacuaciones disminuidas de consistencia, lo que genera deshidratación y, a medida que se hace moderada o severa, pone en riesgo la vida de quien la padece.

Al respecto, el Dr. Francisco Javier Murillo Nájera, maestro en ciencias con especialidad en inmunología y catedrático de la Escuela Médico Naval, señaló que la deshidratación es un desequilibrio hidroelectrolítico causado por la pérdida en exceso de agua y electrolitos del cuerpo.

Nuestro organismo, requiere agua y algunos iones -sodio, potasio, cloro, entre otros-, para poder llevar a cabo reacciones bioquímicas como son las de respuesta inmunológica que usamos como defensa contra infecciones, o las que se encargan de reparación de tejidos y el restablecimiento de las condiciones normales del cuerpo. Si no estamos hidratados, estas reacciones se ven afectadas y pueden aparecer complicaciones o retrasar la recuperación.

Los grupos que son más afectados por una deshidratación son los bebés y niños pequeños, quienes son más susceptibles a las infecciones gastrointestinales por los hábitos propios de la edad como son llevarse objetos contaminados a la boca y gatear.

El adulto mayor es otro grupo que suele tener baja ingesta de líquidos en su vida cotidiana y tiene alteraciones para absorber y digerir alimentos, que lo hace susceptible a deshidratarse. El último grupo es aquellos pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas del tubo digestivo como colitis crónica, enfermedad celiaca, entre otras.

¿Qué hacer ante un cuadro de diarrea y deshidratación?

Lo primero que recomiendan los expertos es mantener una hidratación adecuada con agua o sueros enriquecidos con electrolitos orales, para reponer lo que se pierde en cada evacuación.

La segunda recomendación es mantener una alimentación astringente como el pollo, arroz, calabaza, manzana, pera, agua de arroz y tés sin azúcar. En los bebés hay que mantener la lactancia todo el tiempo y evitar ayunos, ya que se ha demostrado que la falta de alimentos complica la diarrea.

En cuanto al tratamiento, hay terapias que por su eficacia son recomendadas y usadas por los profesionales de la salud. Una de ellas es nifuroxazide, que es un antiséptico intestinal que elimina de forma selectiva los patógenos causantes de la diarrea sin que se absorba en la sangre ni ocasione desequilibrio en la flora intestinal.

«Este antiséptico actúa contras las principales bacterias que ocasionan la diarrea como salmonella tiphy y parathipy, shingella, E. Coli, S. Disenteriae, parásitos como E.Histolytica además de bacilos y virus». Debido a que no se absorbe a nivel sistémico puede ser usado en embarazo y lactancia, explicó el Dr. Copto García.

Como terapia combinada se puede usar tanato de gelatina, que es un producto elaborado con ácido tánico (derivado de los taninos), el cual complementa la hidratación oral, al disminuir el efecto tóxico de los radicales libres de las células digestivas y favorece la recuperación y restauración de los tejidos.

El tanato de gelatina tiene tres efectos importantes en el tratamiento de la diarrea. Por ser astringente forma una película de gelatina en la superficie intestinal que impide la adherencia de las bacterias nocivas y sus toxinas a las células del intestino. Por su función antioxidante neutraliza los radicales libres y disminuye el daño oxidativo de las células y por su función antiinflamatoria, los taninos han demostrado interferir en señales bioquímicas que están directamente relacionadas con la producción de sustancias inflamatorias, dijo el Dr. Murillo Nájera.

Finalmente, los expertos recomendaron a la población lavar adecuadamente las manos antes de comer y después de ir al baño, preparar las comidas en casa, evitar consumir alimentos en la calle o lugares con dudosa higiene y acudir al médico ante cualquier síntoma de alerta de deshidratación.

La Cronica

Guia 2

Related posts