GobOax Head

Inactividad física puede afectar la vida personal y laboral

Inactividad física puede afectar la vida personal y laboral

El exceso de peso provocado por la inactividad física genera distintas consecuencias sobre la salud de las personas, las cuales pueden incidir en su bienestar psicológico y social afectando su vida personal, sus negocios y crecimiento dentro de las empresas.

De acuerdo con un estudio realizado por el equipo académico del International Research Center on Organizations (IRCO), de la Universidad de Navarra, en España, la no realización de ejercicios adecuados para mantener una vida saludable ocasiona también perjuicios económicos a la sociedad.

Esto se debe a que los individuos sedentarios asisten con mayor frecuencia a los servicios sanitarios, gastan más en medicamentos y se ausentan recurrentemente de sus sitios de trabajo debido a sus condiciones de salud.

Kimanzi Constable, empresario y colaborador de la Revista Entepreneur, contó como su peso se ha convertido en un problema tanto en su vida personal como laboral, afectado su carrera profesional como consultor de marketing digital en grandes corporaciones multinacionales de todo el mundo.

“Ha sido una mezcla de comentarios realizados, miradas, falta de confianza debido a lo que sentí por mí mismo, por no encajar en la ropa y por una serie de otros asuntos relacionados con esos kilos demás. Sé que no soy el único empresario que se enfrenta a este tipo de situaciones. Puede ser difícil admitirlo, pero su peso podría estar afectando su negocio”, señaló.

Aprender a cuidarse

Debido a esta realidad, la cadena fitness Gold’s Gym continúa trabajando en su misión de cambiar positivamente la vida de las personas ofreciendo la mejor experiencia en bienestar integral. Creando conciencia para que todas las personas se activen y pongan su grado de arena con el fin de aprender a cuidarse mediante la práctica del ejercicio y la adopción de otros hábitos de vida saludables.

El estudio anteriormente señalado sostiene que las personas que se ejercitan más “tienen mejor respuesta psicosocial y fisiológica al estrés, autoestima, autoimagen, autoaceptación, mejor inserción social y perspectivas. Además, el ejercicio ayuda a controlar la ansiedad, irritabilidad, fatiga y disminución de ánimo asociados con la dieta”.

Conforme a las recomendaciones de la American Heart Association, las personas adultas entre 18 y 65 años, necesitan actividad física aeróbica de intensidad moderada, durante 30 minutos, 5 días a la semana; o bien tres días seguidos de forma vigorosa, ya que eso conlleva a una importante reducción del riesgo de enfermedades.

footer

Related posts